Juan González, Laura Martín, Joan Cobos y Miquel Àngel Aguiló, el equipo que rodó ‘Roake’. | Jaume Morey

0

«Las primeras impresiones son muy buenas, en el estreno de Londres lo vieron un centenar de personas del sector y los comentarios eran que les hizo pensar». Así habla el solleric Joan Cobos, director del cortometraje 'Roake', quien ha estado al frente de un equipo internacional, con buena parte de mallorquines, para poner imágenes a una idea del guionista británico Joel Jessup, rodada entre Londres y Mallorca, una producción puesta en marcha por su padre, John, creativo publicitario, tras unas vacaciones en la Isla. Se trata de una «alegoría» sobre la fama y la manera en la que los jóvenes de hoy intentan alcanzarla rápidamente y sin esfuerzo, cuenta Cobos.

Protagonizado por el actor galés Ronan Vibert, un secundario de lujo que trabajó en filmes como 'El pianista', con una amplia carrera en cine y televisión, se estrenó la pasada semana en la capital británica. Ahora comenzará su periplo por festivales y se estrenará en Palma. «Los ingleses han hablado ya de enviarlo a unos premios de música».

Como esto último aún no está cerrado, el equipo no quiere adelantarse a los acontecimientos, pero reconocen que sería una gran oportunidad, no solo para la película, sino para su banda sonora, que firma el violonchelista Miquel Àngel Aguiló. En este trabajo «he tenido que utilizar otro registro que no es el habitual, desde que vi las imágenes ya me sugirieron algo más tipo cine británico o de Hollywood», señala. «Más banda sonora», apunta Cobos. Tanto la historia, –«el protagonista tiene algo de ángel y demonio»–, como la forma de narrarla, «me llevaron por un camino que me condujo a utilizar voces puras».