Concha Jerez, Bernat Nadal, Kcho, Javier Salinas, Joan Guaita y Susy Gómez presentaron esta muestra que revisa el legado de Llull. | Jaume Morey

El viaje marcó toda la vida de Ramon Llull, tanto el físico -«recorrió más de 18 países»- como el interior, y este martes es el hilo conductor de Ramon Llull. Viatger de la fe i del saber, una exposición en la que los artistas Susy Gómez, Bernardí Roig, Kcho, Concha Jerez y Vasco Araujo intervienen en cinco iglesias de Palma con motivo del 700 aniversario de la muerte del beato.

La muestra, comisariada por Joan Guaita, está organizada por el Bisbat de Mallorca y este martes se inaugurará con un recorrido tras la conferencia inaugural, que se celebrará a las 19.30 horas en la basílica de Sant Francesc y que ofrecerá Carlos Acevedo, delegado del consejo pontificio para la cultura de la Santa Sede.

La visita arrancará con la obra de Kcho. El artista cubano expone en Sant Francesc Otro milagro, una escultura inspirada «en un dibujó que hace algo más de un año di al Papa Francisco». En la iglesia de Santa Eulàlia, Bernardí Roig sienta diez televisores en los últimos bancos con imágenes de un hombre que camina en «un loop eterno». Susy Goméz lleva al espectador hasta la iglesia de Santa Creu. Con Despertar desde el cuerpo invita a subir los peldaños de una escalera de principios del siglo XX. La Premio Nacional Concha Jerez utiliza el concepto viaje en A la memoria del conocimiento, en Sagrats Cors, para relacionarlo «con la búsqueda del conocimiento». La creadora utiliza el juego de la oca para reforzar esa idea y establece una relación de la pieza con el Mediterráneo, «muy presenta en la vida de Llull». El recorrido concluye en la iglesia dels Socors con la intervención Trabajo para nada, de la sinceridad , de Vasco Araujo.