Marga Melià, directora de ‘Bittersweet days’. | Jennifer Munar

4

Marga Melià se propuso rodar un largometraje y lo consiguió. Sin hacer demasiado ruido, sin reclamar demasiada atención, ha logrado levantar una película «sobre el amor, la amistad y el crecimiento personal». Bittersweet days se estrenará el próximo 27 de junio en CineCiutat, de Palma, en la sección oficial del Atlántida Film Festival.

«Somos una generación que se mueve bastante, ya sea por temas de trabajo o para experimentar. El tipo de gente que a los 20 años se iba de Erasmus. También tenemos dudas sobre cuál será nuestro futuro porque ya no tenemos la seguridad de la generación de nuestros padres, que tenían prácticamente asegurado jubilarse en el trabajo en el que empezaron de jóvenes. Esto puede ser positivo, pero también algo agobiante», afirma la directora.

Sobre Mallorca, Melià asevera que «me encanta rodar en la Isla. Esta historia pedía estar ubicada en Barcelona, pero me apetecía que se vieran lugares de la Isla en los que yo he crecido. La cinta también lo pedía, porque el personaje femenino es una mallorquina y quiere enseñarle su hogar al otro protagonista».