El Gremi cree que el cambio de sede al Born otorga a esta cita «un verdadero ambiente de feria» | Miquel Àngel Canyelles

El cambio de ubicación a la Fira del Llibre de Palma le ha sentado «muy, pero que muy bien» a este evento que se celebra en el Passeig des Born. Lo demuestra la gran afluencia de visitantes, tanto en su jornada inaugural, el pasado viernes, como el sábado.

Presentaciones de libros, firmas, teatro o performances de diversa índole son algunas de las actividades de esta emblemática feria. Lo más importante, según el presidente de los libreros, Toni Sureda, es que «se ha atendido a una petición que veníamos haciendo hace muchos años, volver aquí [al Born], y se está notando».

«Se ha recuperado el espíritu de feria», afirma Miquel Ferrer, de la librería Rata Corner, que debuta este año en la Fira del Llibre. «La gente pasea mucho, hojea los libros, aunque a nivel de ventas no se note tanto esta gran afluencia de gente», añade.

Los lectores también se muestran satisfechos, «este es el sitio ideal para la Fira del Llibre, puedes pasear, hay sombra y los niños se lo pasan bomba», relata Maria Fuster, acompañada de sus dos hijos.

Noticias relacionadas

No lo perciben de la misma manera desde los bares cuyas terrazas se han quedado fuera del Born, «nos han hecho un traje, pero esperamos volver pronto a la normalidad», dijo un camarero de uno de estos negocios.