La Llotja, un patrimonio abierto a todos

| | Palma |

Valorar:
preload
Turistas esperando para entrar en La Llotja de Palma, abierta al público sin exposiciones.

Turistas esperando para entrar en La Llotja de Palma, abierta al público sin exposiciones.

26-04-2016 | M. À. Cañellas

Hasta 2,5 millones de euros se invirtieron en la rehabilitación de La Llotja, un proyecto que requirió de «un esfuerzo importante» y que permitió recuperar la imagen del edificio original, tal y como la construyó Guillem Sagrera en el siglo XV. En los últimos años, se utilizó fundamentalmente como sala de exposiciones y actos institucionales, aunque los expertos en patrimonio siempre se mostraron a favor de dejar La Llotja vacía por «el valor que tiene en sí misma». El Govern ha decidido cambiar la política respecto a este edificio, impulsando las visitas y aumentando el horario de apertura al público. En los últimos seis meses, más de 100.000 personas han visitado el edificio, una de las mejores construcciones del gótico civil en Europa.

Los actos institucionales abandonan La Llotja, el edificio se abre a todos y los centros educativos también se implican en esta labor de darlo a conocer. Desde la Secretaría de Atención Ciudadana se ha desarrollado una herramienta educativa destinada a alumnos de primaria, unos cuadernos de actividades, ilustrados por el dibujante Rafel Vaquer, que descubrirán a los más pequeños la historia del edificio.

El Govern ofrece también visitas para grupos adultos, que dirige el personal de la propia institución y que se pueden reservar llamando al Consolat o a través del correo consolat@caib.es. Igualmente se han editado unos desplegables que guían el recorrido desde La Llonja hasta el patio, a la capella y al Consolat de Mar. La apertura del jardín ha sido una prioridad y ya se han realizado varios actos en él, como una vermutada, un showcooking y otras visitas organizadas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

@Jordi
Hace más de 3 años

La Llotja tiene suficiente valor por sí misma. No necesita convertirse en nada.

Valoración:1menosmas

dimbladas
Hace más de 3 años

Sa Llonja

Valoración:2menosmas

Jordi
Hace más de 3 años

Lamentable el cierre de la Lonja como lugar para exposiciones. Han dejado al edificio sin uso, como un fin en sí mismo, como una gran escultura urbana. La esencia de un edificio es servir de soporte para la actividad humana. A lo largo del tiempo se incorporan diferentes usos y eso es un valor. S´escorxador ahora es muchas cosas, en el CAstillo de Bellver la gente se casa, se proponen conciertos. Un edificio sin actividad está muerto.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1