Francisco Copado.

3

El patronato de la Fundació Pilar i Joan Miró, en sesión extraordinaria, ha decidido este viernes que Francisco Copado siga el frente de la entidad, tras la reunión que ha mantenido este viernes en convocatoria extraordinaria. La continuidad de Copado ha sido votada a favor por todos los presentes, excepto por dos miembros del órgano directivo que se han abstenido.

El regidor de Cultura del Ajuntament de Palma, Miquel Perelló, propuso a la comisión de gobierno de la fundación la convocatoria de «una junta de patronos extraordinaria» para que este órgano se manifestara sobre el nombramiento de su director-gerente, Francisco Copado, tras denunciar el Partido Popular «una supuesta ilegalidad» en su contratación.

El regidor del PP en Cort Javier Bonet denunció en su día que las «supuestas irregularidades en la contratación» de Copado se remontan a que cuando se convocó el primer concurso para el cargo ninguno de los candidatos superó los requisitos en cuanto a la lengua, por lo que se declaró desierto.

Posteriormente, los tres candidatos con mejor puntuación en un examen realizaron entrevistas personales y se llevó un informe a la comisión donde «se explicaron las bondades de Copado», por lo que su designación se aprobó por unanimidad.