Miquel Barceló posa junto a su obra "Lanzarote 54" (2002), que forma parte de la exposición que Calcografía Nacional dedica al artista mallorquín. | Emilio Naranjo

7

El artista Miquel Barceló, quien ha presentado este miércoles una exposición de litografías y grabados en la Calcografía Nacional, considera «muy difícil explicar el horror absoluto» a la hora de contar cómo vivió los atentados de París.

Barceló ha explicado en un encuentro con la prensa que su casa parisina se encontraba cerca de donde ocurrió uno de los actos terroristas. «Lo vivimos fatal, es algo atroz, como niños matando a niños», ha resaltado, en alusión a un dibujo de Miguel Angel en el que se ve a ñiños «locos» matando a sus padres y degollando animales.

«Lo recuerdo como algo así, una cosa apocalíptica y muy inexplicable, porque es muy difícil de explicar el horror absoluto», ha apuntado. El artista ha recordado también que la sala Bataclan tiene su similitud con la sala El Sol madrileño, un lugar donde «todos han ido mil veces y se va cada noche».

En cualquier caso, ha indicado que al día siguiente de estos actos terroristas se levantó y decidió «pintar todo el sábado» porque entiende que «es la única forma de resistir estas cosas». Preguntado sobre la respuesta del Gobierno francés, ha admitido no haber seguido mucho las noticias, aunque «en Francia gusta mucho la semántica» y no cree que «ahora sea tiempo de eso».

La exposición, que estará hasta el próximo 20 de enero en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, incluye grabados y litografías de Barceló desde sus inicios en los años 70 hasta obras más recientes, algunas de ellas recicladas varias veces o con toros como motivo principal