Las pianistas Marielle y Katia Labèque junto al director Pablo Mielgo, en el patio de armas del Castell de Bellver. | Joan Torres

0

Las hermanas Labèque, pianistas francesas, son las favoritas de Madonna. Comparten amistad con Sting (The Police) y Tom Yorke (Radiohead) y fueron amigas, además, de Paco de Lucía, con quien tenían un proyecto pendiente, junto a Pablo Mielgo y Toni Cuenca, antes de que el mago de la guitarra flamenca pereciera. A Katia y Marielle Labèque se les iluminan los ojos cuando recuerdan al maestro.

Este sábado, a las 21.30, abrirán el ciclo Estius simfònics, en el Castell de Bellver, acompañadas por la Orquestra Simfònica de Balears y dirigidas por Pablo Mielgo. El repertorio incluye obras de Mozart y Mendelssohn. «No me esperaba ese nivel aquí, no conocía a la orquesta y estoy sorprendida de tanto deseo de tocar y hacer música», comentó Katia.

Recientemente han gestado un trabajo, Star Cross’d lovers/West Side Story, con la Filarmónica de París, varios break dancers y el coreógrafo de Madonna, Yaman Okur. «Escogió a siete de los break dancers más impresionantes de París», relatan. «Es una historia basada en Romeo y Julieta, de Shakespeare. Desgraciadamente todavía es un tema actual».