Philip Rogers, Joan Punyet Miró, Asun Planas, Elvira Cámara y Ces Mulet, ante un tapiz de Miró. | Joan Torres

0

Joan Punyet Miró, nieto del artista Joan Miró, está empeñado en rescatar la faceta más rebelde de su abuelo, su espíritu inconformista y libre, alejado de la imagen de pequeño burgués que se había retirado a pintar la luz del Mediterráneo a Mallorca. Punyet lleva tiempo en ello a través de conferencias e inauguración de exposiciones por todo el mundo. Ahora lo hará en La Fundació Pilar i Joan Miró de Palma mediante un acto lúdico con el que también reivindicará una museística del siglo XXI «porque los museos debemos reinventarnos».

Así, este jueves, a partir de las 21.30, Punyet y su hermano Teo protagonizarán un evento gratuito por el que «Miró estará en vivo en la fundación».

La frase de Joan Miró: «Je veux m’en aller en disant merde è tout (Me quiero ir diciendo mierda a todo») resume el pensamiento de ese Miró «influido por el dadaísmo, el surrealismo, el mundo del absurdo, del movimiento Fluxus y la obra de Yves Klein» que ya en su etapa en París quedó impresionado por la obra del dramaturgo Alfred Jarry, autor de la obra Ubú rey, que tanto inspiró al artista. Un Miró que «no tenía miedo a la muerte ni al fracaso, pero sí al aburrimiento», un artista que se movía en una dualidad, la del «salvajismo», el que quiso matar la pintura al final de su vida acudiendo solo al gesto, y el «budismo zen» de las pinturas de Klein.

Estos conceptos se materializarán el jueves a través de una conferencia happening poética y teatral para la que los hermanos Miró, patrocinadores del evento, han contado con la colaboración de la actriz y directora Asun Planas y Philip Rogers, el cineasta Ces Mulet, de La Perifèrica y la música de Kiko Barrenengoa. Tras esta performance comenzará la fiesta con la presentación del cóctel y el pa amb oli que llevan el nombre del artista, y música a cargo de Pep Noguera, de Diabéticas Aceleradas, que intervendrá como DJ.