Aspecto de las placas metálicas que cubrirán provisionalmente el tejado de Can Olesa. | Miquel Àngel Borrás

1

Las obras de rehabilitación de Can Olesa, el casal de la calle Morey de Palma adquirido por un ciudadano sueco, aún no han comenzado ni se ha presentado al Departamento de Patrimoni del Consell el proyecto de las mismas. No obstante, el interior y exterior del edificio se prepara para cuando llegue ese momento, protegiendo las partes más delicadas del mismo, y sobre el tejado de este Bien de Interés Cultural (BIC) se está colocando una sobrecubierta de placas metálicas. El Consell autorizó este elemento externo, que se retirará cuando finalice la restauración, con el objetivo de salvaguardar el interior de las inclemencias del tiempo cuando comiencen las citadas obras. Además, las columnas y el pozo del patio se han cubierto con madera y el suelo de cantos rodados con varias capas de arena.

Cabe recordar que aunque Can Olesa es una de las joyas de la corona de la arquitectura civil del casco antiguo de Palma, el deterioro sufrido por el inmueble indica que la restauración será larga y compleja. A ello se deben añadir las directrices dadas por el Consell, que el equipo de arquitectos, al frente del cual se encuentra Guillermo Reynés, y de restauradores, deberán seguir a rajatabla. Estos últimos serán los siguientes en entrar para hacer catas y analíticas.