Fotografía promocional de La Granja, una de las bandas que aparecen citadas en la obra Pequeño Circo. | Redacción Cultura

0

Cada ciudad española jugó un papel distinto en la historia de la música independiente de los 90. Mallorca tuvo a Los Valendas, The Frankenbooties, La Granja o Sexy Sadie como representantes de una nueva era.

En Pequeño Circo, historia oral del indie en España (Editorial Contra), el periodista Nando Cruz (Barcelona, 1968) emprende un viaje por los viveros indie de la geografía nacional a través de casi mil páginas de entrevistas.

El autor dedica un episodio a la escena de la Isla con aportaciones de testimonios locales. Hablan Xavier Escutia y Toni Noguera (Los Valendas), Manel Martínez y Joan Vich (Dirty Boots, The Frankenbooties) o Jaime Garcia Soriano (Sexy Sadie).

«Un día fuimos a ver a Cerebros Exprimidos y ahí estaba Joan Vich con su cara de John Lennon, su melena y su camiseta de Teenage Fanclub. Pensé, ‘¡es de los míos!’. Entonces, una camiseta ya daba para una amistad. Ahora todo el mundo lleva camisetas de los Ramones porque las venden en H&M, así que ya no puedes establecer esa conexión», cuenta Jaime Garcia Soriano, capitán de Sexy Sadie, en esta Biblia del indie estatal. «Joan Vich nos aconsejó y relacionó con el mundillo que él conocía mejor que nosotros», rememora.

Toni Noguera relata que en 1990 hubo efervescencia y donde se notaba era en las tiendas de música. «Cuando veías que había movimiento quería decir que los grupos ensayaban y de ahí a que saliesen cosas era cuestión de tiempo».