1

El cineasta mallorquín Marco Antonio Robledo ha finalizado el rodaje de su cuarto cortometraje social, La mano invisible, un drama con elementos de thriller que protagonizian Javier Gutiérrez (Águila Roja, Días de fútbol) y Manuel Morón(El bola o Celda 211).

El filme, en fase de posproducción, se ha rodado íntegramente en Palma y cuenta con la participacion del mallorquín Enric García. Robledo ha utilizado el séptiemo arte para hacer, en cierta manera, «activismo social». En este caso, La mano invisible «quiere hacer reflexionar sobre cómo vivimos y sobre cómo es nuestra sociedad». Lo hace a partir de una única historia marcada desde su punto de partida por el despido de un trabajador y el inicio de una serie de conflictos que retratan la situación por la que han tenido que pasar y viven actualmente miles de españoles.

«Es un cortometraje muy dramático. Son personas que viven una situación límite en sus vidas y su historia habla de nuestra responsabilidad también como parte de un sistema que hemos aceptado», adelanta.

En su primer cortometraje, Sombras, el también profesor de Dirección de Empresas en la UIB, cuestionaba «cómo son ahora las relaciones, mientras que su segunda producción, Filosofía de la futilidad, se centró en la crítica de la sociedad de consumo. La hora del 1, 2, 3 fue su anterior proyecto, en el que reflexionaba sobre la relación con las personas mayores».