9

El Consell de Mallorca ha anunciado que invertirá cerca de 50.000 euros en la ampliación del foso del Teatro Principal para que éste pase de 67 a 90 metros y que pueda acoger a 70 músicos en lugar de a los 45 actuales para «facilitar la representación de un mayor abanico de óperas y obras líricas que, debido a la limitada capacidad actual del espacio destinado a los músicos de la orquesta, presentan un alto grado de dificultad para su escenificación».

Así lo ha declarado este miércoles el vicepresidente de Cultura, Patrimonio y Deportes, Joan Rotger, a lo largo de la visita que ha efectuado a las obras que se están llevando a cabo en el Teatro Principal destinadas a resolver las deficiencias detectadas en el anterior proyecto de reforma.

Según un comunicado emitido por la institución insular, la intención es «aprovechar la ejecución de las obras de reforma, que se están realizando este verano con la idea de que hayan finalizado antes del inicio de la nueva temporada, para acometer también otras actuaciones de mejora del recinto, de las cuales la más destacada consistiría en la ampliación del foso».

Asimismo, el Consell ha recordado que la reforma del teatro «no supondrá ningún tipo de gasto económico para el propio organismo, ya que forma parte del acuerdo alcanzado con la UTE que llevó a cabo la remodelación en su momento, por el que la empresa ejecutora se compromete a hacerse cargo íntegramente de la subsanación de las deficiencias».

Sin embargo, la ampliación del foso, según ha indicado el vicepresidente insular, se deberá financiar con fondos propios del teatro, ya que «constituye una actuación que no guarda ningún tipo de relación con la reforma anterior».

Por otro lado, la institución insular ha explicado que las obras no condicionarán la programación prevista y que «el nuevo foso será ya una realidad cuando se estrenen las primeras representaciones líricas y operísticas de la temporada».

La visita ha contado con la participación de los portavoces de los grupos PSIB y MES, Jaume Garau y Joan Font, y el conseller socialista Francesc Dalmau, además de la directora gerente del teatro, Margalida Moner, y el secretario técnico de la Vicepresidencia del Consell, José Manuel Carrillo.