Martín Llabrés posó ayer en Palma.

0

La vida de Martín Llabrés es «peculiar», como él mismo confiesa. Cantante y músico de profesión, faceta que desarrolló durante más de tres décadas, abandonó los escenarios para trabajar de gestor de personal de animación en una conocida empresa hotelera a nivel global. Ahora, su trayectoria «vuelve a dar un giro radical». Sin dejar su trabajo en la oficina, su inquietud artística le animó a regresar a las tablas, esta vez también como monologuista e intérprete. Tras testar ante el público su nuevo montaje en pequeñas salas y actos íntimos, Croissants de lejos se estrena hoy en un escenario «en mayúsculas», el Auditòrium de Palma. Será a las 21.00 horas.

Se trata de un regreso «muy pensado y trabajado, me vi sentado en la silla de la oficina, con una vida monótona y un barrigón». Entonces, «decidí cambiar mi vida y volver a hacer lo que me apasiona, actuar», relata Llabrés, quien no ha dejado de lado ni un aspecto de este comeback con la obra «autobiográfica» Croissants de lejos : entrenador personal -con el que ha perdido casi 20 kilos-, un estilista, músicos «de primera línea», como son Miguel Figuerola (batería), Glaucco Ginard y Mario Virgilio (guitarristas), así como una campaña en la red (martinllabres.com) y las redes sociales. Además, ha conseguido colaboraciones «económicas y en especies» de conocidas empresas de diversa índole, «sin estos sponsors , este espectáculo sería inviable», subraya Martín Llabrés.

Fiesta

El 27 de octubre de 2013, Martín Llabrés estrenó Croissants de lejos en su fiesta de cumpleaños, que organizó en la ya desaparecida Sa Botiga de Buffons de Ciutat, «y gustó mucho, la gente me pedía más representaciones, y el asunto se hizo más y más grande, y aquí estoy». Este montaje narra, precisamente, este proceso vital de Llabrés.

La única pretensión de Martín Llabrés es «entretener al público y hacerle partícipe de todo lo que me ha sucedido». ¿Lo conseguirá? La respuesta, hoy en el Auditòrium.

Croissants de lejos. Martín Llabrés. Auditòrium de Palma, hoy, a las 21.00 horas.