Previous Next
0

Michael Nyman quiso implicar también a Mallorca en su último proyecto profesional, un trabajo ambicioso con el que ha querido celebrar su setenta cumpleaños y que reunirá una decena de sinfonías en las que se concede la oportunidad de explayar su creatividad y reivindicar su música como mucho más -que ya es decir- de lo que pudimos escuchar en El piano . Dos de esas sinfonías las registró el pasado verano en los Estudios Sonoteque de Palma con The World Orchestra y el maestro Josep Vicent, titular de la Orquestra Simfònica. Luego las llevó a Pollença, las enfrentó al público y el resultado no pudo ser más que «jodidamente increíble», reconoce.

Aquel proceso más íntimo, no compartido, que le encerró en pleno mes de agosto y durante dos intensos días con la orquesta, con los productores y el director ha sido recogido en un documental que se estrenó ayer con el título de The Nyman Sessions .

La pieza es un recorrido por las sesiones de grabación en Palma, cuarenta y ocho horas de trabajo duro que muestran la implicación del compositor en cada nota, también «los instantes de duda, de emoción privada», o su satisfacción por haber puesto este trabajo en manos de Vicent: «Me alegro de habértelo dejado a ti, yo no podría haberlo hecho, no tengo la energía», le dice Nyman en el documental. El audiovisual que acaba de ver la luz «muestra el inicio de un proyecto a gran escala que, por primera vez, publica las sinfonías inéditas de Nyman». El filme «abre la cocina de un proyecto en el que me arriesgué a asumir la responsabilidad de poner en pie la grabación y el concierto en dos días de trabajo», comparte el director, quien reconoce que «era una incertidumbre cómo iría, pero logré convencer a Andrew Cornall, uno de los productores más importantes de música clásica, para que aceptara mi propuesta y viniera a Palma a grabar». Funcionó y aquella experiencia «ha demostrado que la Isla tiene unas posibilidades indiscutibles para grabar, Sonoteque lo ha demostrado».

Después de la experiencia en Mallorca, Vicent se trasladó a los estudios de Abbie Road para continuar con este proyecto. Allí registró otras dos sinfonías con la London Symphony. The Nyman Sessions es la carta de presentación de un proyecto que esperan culminar a final de la temporada de 2015.