Biel Mesquida, Maria del Mar Bonet y Jaume Mateu posaron en Can Alcover.

8

De vida ardent , el espectáculo con el que hoy se cierra la Nit de la Cultura de la Obra Cultural Balear (OCB) en el Teatre Principal, rinde homenaje al poeta Bartomeu Roselló-Pòrcel (Palma, 1913-El Brull, 1938) en el año en el que se ha conmemorado el centenario de su nacimiento, una efeméride que tuvo mayor resonancia en Barcelona que en Mallorca. La cantante Maria del Mar Bonet y el escritor Biel Mesquida protagonizarán este montaje poético y musical que lleva la firma de Antoni Parera Fons en la dirección artística.

Fervientes admiradores de la escritura de este palmesano que murió a los 24 años en Catalunya, dejando una obra corta pero llena de intensidad, recorrerán su vida y su poesía acompañados por los músicos Miguel Ángel Cordero, Dani España y Antonio Sánchez, «que crearán espacios sonoros sugestivos». «Será un espectáculo humilde y noble» concebido para que la poesía de Rosselló-Pòrcel «llegue a todos los públicos», apuntó Mesquida.

Calificado por Bonet «como uno de los poetas más importantes que ha tenido Mallorca», del escaso apoyo dado a su centenario por las instituciones públicas baleares comentó que «era profundamente de izquierdas» y que «a estos gobiernos que tenemos por aquí no les interesa promocionar la capacidad intelectual».

«Intensa, sugestiva, fresca, efervescente, descarada a veces, diversa, tiene una y mil voces, llena de llamaradas». Así definió ayer Mesquida la poesía de un Rosselló-Pòrcel que se describía a sí mismo como «un poco valenciano» por la fascinación que sentía por el fuego, y que fue admirado en su tiempo por Salvador Espriu, su gran amigo y mentor, y por Carles Riba, que fue su profesor.

Con estos mimbres, y su pasión por el escritor, Bonet y Mesquida aseguraron que «intentaremos hacer fuego con la voz y con la música» para despedir su año con la querencia que se merece.