1

Salir del agujero de la crisis «se está complicando mucho» para los editores de la Isla, sobre todo porque es un sector cuyo producto base «no es de primera necesidad, como sí lo son los alimentos o pagar la hipoteca cada mes, que ya es muy difícil para muchos». Los responsables de cinco sellos de Mallorca –Lleonard Muntaner, Gracià Sánchez (El Gall Editor), Susanna Moll (Editorial Moll), Miquel Àngel Campaner (Ensiola) y Antoni Guiscafré (Documenta Balear)– nos hablan de cómo afrontan la nueva campaña de otoño y de Navidad, y también sobre cómo hacen frente a la «maldita» crisis económica, «que parece no tener fin». Pero ellos son optimistas, «es la única manera de salir del hoyo».

¿Qué estrategia seguir cuando la caída en ventas es ya un hecho palpable? «Menos tiradas y ediciones más cuidadas», coinciden la mayoría de consultados por este periódico. «Lo más importante es mantener la actividad. Creo que ya hemos tocado fondo y no creo que la crisis nos hunda todavía más. Creo que el sector remontará y volverá a su actividad regular y frecuente», señala Susanna Moll, de la Editorial Moll. Desde el sello proponen, entre otros, varios títulos para esta campaña: Nissaga, de Lucia Pietrelli, o Missa pro carnavale mortis. I. Introitus, de Albert Ubach i Vilarnau, premios Vila de Lloseta 2013, así como uno de sus clásicos, «la recuperación y reedición de las rondalles» de Antoni M. Alcover.

Para Lleonard Muntaner, «el problema de la crisis es que se ha mantenido, aunque al menos no ha ido a más. Es un camino de resistencia, no de velocidad, y sobre todo, es la hora de potenciar las colecciones». El editor apuesta por «resistir, como en todos los sectores, aunque la cultura no es como el gremio hotelero, nosotros somos la ‘niña pobre’ para las instituciones». Entre sus novedades figuran Infància a Berlín cap al 1900, de Walter Benjamin; París-bis, una obra inédita de Joaquim Soler, o Sota el paraigua el crit, de Antònia Vicens, entre muchos otros. Desde Lleonard Muntaner también quieren potenciar la colección de monografías Panorama de les Illes Balears, con obras sobre La Sibil·la o nuevos volúmenes de Dones republicanes, de Margalida Capellà.

«Seleccionar más los títulos que publicamos y mejorar las campañas de promoción» son algunos de los objetivos de Gracià Sánchez, de El Gall Editor. El sello que gestiona trabaja ya «intensamente» en los títulos que verán la luz en la próxima Navidad, «la segunda cita más importante en cuanto a ventas después de Sant Jordi», con volúmenes como La tebior dels dies, una biografia de Llorenç Moyà obra de Miquel Àngel Vidal.

Cambio

Por su parte, Antoni Guiscafré, de Documenta Balear y un veterano de la edición, considera que «el mundo de la edicion está sufriendo un cambio profundo con los nuevos hábitos de lectura, Internet o los eBooks, por ejemplo». Heriberto Quiñones y el movimiento comunista en España (1931-1942), de David Ginard, o El vi a Mallorca, de Francesc Grimalt, son algunas de sus novedades.

Según Miquel Àngel Campaner, de Ensiola, las ventas han sufrido un descenso «de entre un 30 y 40 por ciento». ¿Cómo sobrevivir entonces? En su caso, «de la editorial no podemos vivir, pero sí complementando la edición con otras actividades, y como somos imprenta, tiramos adelante». Pronto colocará en las librerías Els noms del cervell, del poeta y profesor Àngel Terrón.