POLÉMICA

El Cabildo, en contra de que se celebre un evento pirotécnico junto a la Seu

| Palma |

Valorar:
preload
Atiarfoc de enero de 2009 junto a la Seu.

Atiarfoc de enero de 2009 junto a la Seu.

25-01-2009S. Amengual

El Cabildo está en contra de que se lleven a cabo espectáculos pirotécnicos al lado de la Seu como el que tendrá lugar el próximo día 19 para celebrar el décimo aniversario de TUI Maratón, autorizado por Patrimoni del Consell.

Así lo expresó ayer el deán, Joan Bauzá, quien recordó que, aunque no se pudo probar que los fuegos artificiales de enero de 2008 fueran los culpables de que se rompieran varios cristales del rosetón mayor, «los actos tienen un después y una causa». De hecho, un estudio de la empresa Avalua aclaraba entonces que el ruido de la detonación de los cohetes, que superó los niveles recomendados, tampoco había resultado inocuo para la vidriera.

La postura del Cabildo quedó clara en la reunión de los técnicos, anterior a la citada comisión, en la que el aparejador diocesano, Bartomeu Bennasssar, votó «en contra» y pidió que su postura «constara en acta» además de ofrecer la alternativa de que el espectáculo se hiciera «lejos de la Catedral». Bauzá aseguró que el aparejador «hablaba por el Cabildo».

A pesar de que el Consell ha puesto prescripciones al informar favorable, Bennassar plantea que «siempre puede haber un imprevisto y cuando hay fuegos artificiales después queda mucha suciedad, ¿quién la va a limpiar? Estoy cansado de ver suciedad en los tejados de las iglesias, que obstruye los desagües, tras los fuegos de fiestas de los pueblos; en este caso, esa suciedad caerá en las cubiertas de la Catedral y se pueden obstruir las gárgolas». El aparejador añadió que cuando apuntó esta reflexión en la Ponencia Técnica de Patrimoni Històric «me contestaron que no habían pensado en ello».

Cabe recordar que en 2008, tras la rotura del rosetón, el Consell encargó un estudio a la citada empresa Avalua en el que se concluía que, tanto en Dalt Murada como en el Parc de la Mar deberían prohibirse las detonaciones en altura y se recomendaba que, en estas zonas, se restringiera el uso de pirotecnia elevada hasta una altura de entre 50 y 60 metros, aunque apuntaba que sí podían organizarse «espectáculos piromusicales o a nivel rasante», lo que vendría a significar cuatro metros de alto. Desde Avalua recomendaron también que los espectáculo pirotécnicos se debían realizar «lejos de la Seu» y los emplazaban «al Passeig Marítim».

Los artefactos de TUI, según el Consell, tendrán explosión de «intensidad baja o nula» en Dalt Murada y a los pies de la misma, «baja y media».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.