La Plataforma per Sa Simfònica se reunió ayer en asamblea en Can Alcover de Palma. g Foto: JOAN TORRES

16

El pleno del Consell aprobará mañana jueves una modificación de crédito para que la institución pueda disponer de una partida presupuestaria destinada a subsanar la deuda de 2012 y 2013 que mantiene con la Orquestra Simfònica. El Consell tiene que reunir un total de 800.000 euros, de los que ya ha conseguido 385.000 «moviendo partidas», según explicó a este diario el vicepresidente de Cultura, Joan Rotger. Una buena noticia en este largo conflicto es que los músicos acaban de cobrar la nómina de junio, que se les adeudaba.

Por otra parte, el comité de empresa de la orquesta envió ayer un comunicado en el que anunciaba que, tras el «segundo» plantón del Ajuntament de Palma a una cita en el Tribunal de Arbitrage i Mediació de les Illes Balears (TAMIB), la reunión se saldó «sin acuerdo» al faltar una de las partes en conflicto. Sí acudieron representantes del Govern y del Consell. «Al no tener ninguna otra reunión prevista para buscar soluciones a los conflictos que padecemos», el comité ha solicitado una entrevista «urgente» con el president José Ramón Bauzá. Al mismo tiempo, se reitera en la petición de dimisión de Marcelino Minaya, gerente del consorcio.

Según explicó ayer Rotger, esos 800.000 euros contribuirán a «garantizar que la orquesta tenga recursos hasta 2013», pero no solucionará sus problemas porque el «consorcio tiene otras deudas [de impuestos, por ejemplo], que habrá que cubrir».

Hoja de ruta

A partir de aquí, la hoja de ruta que se plantean el Govern, el Consell y Ajuntament de Palma es abordar «un periodo de negociación con los representantes sindicales de las condiciones laborales, de un nuevo convenio colectivo y, a la vez, el consorcio [integrado por las administraciones citadas] deberá presentar un plan de viabilidad en consonancia con la negociación sindical». Lo comentó Joan Rotger ayer al mismo tiempo que señaló que todas estas actuaciones se llevarán a cabo en un plazo inmediato: «Será ya».

Por otra parte, la Simfònica tiene pendiente dos actuaciones en el Festival de Pollença, una el día 3 de agosto para abrir el evento, con Josep Vicent como director, y otra el 10. Respecto a estas actuaciones, Minaya dijo que «yo las tengo en el programa [de trabajo], pero no sabemos si en el último momento los músicos harán huelga». Por su parte, Carlos Fortea, presidente del comité, apuntó que «estamos deseando tocar, pero queremos saber si la situación se arregla, no puedo decir nada, tiene que decidirlo la asamblea».