Los problemas de la Simfònica

«El rock and roll le sienta de fábula a la Orquestra Simfònica de Balears»

Toni Cuenca dirigirá ‘Anglada Simfònic’ el 29 en el concierto solidario de Amics de la Infància

| | Palma |

Valorar:

Es la primera ocasión en que Toni Cuenca toma la batuta de Anglada Simfònic, un espectáculo que une sobre el escenario al rockero Jaume Anglada y a la Orquestra Simfònica. Lo hará en una cita especial, solidaria, que tendrá lugar el 29 de junio en las bodegas Macià Batle (Santa Maria del Camí), y cuyos beneficios se destinarán a la Associació Amics de la Infància para proyectos en los Hogares Aynewasi, en Perú. En el Concert de la lluna a les vinyes también actuará Cap Pela.

Cuenca, que firma los arreglos de Anglada Simfònic junto a Miguel Ángel Aguiló, adelanta que el concierto tendrá su sello, «musicalmente haré mi versión, cada director se toma sus licencias». Reconoce que dirigir a una orquesta no es nada fácil, pero «cuando la música está en el papel y los músicos son buenos, todo fluye y funciona». Así que en el concierto se descubre «a una Orquestra Simfònica a la que le sienta de fábula el rock and roll» y a un Jaume Anglada «muy emocionado, porque la posibilidad de sentir a su espalda a la orquesta con esa polifonía y ese macroestéreo es una gozada». El músico destaca el carácter solidario de este concierto. «Es un placer poner la música al servicio de los más necesitados. Hacerlo con la Simfònica, mejor, unidos todos en una dirección y en una causa».

Repertorio

La selección de los temas de Anglada Simfònic ha sido un trabajo de equipo. «El repertorio está muy bien elegido, son temas con los que Jaume se siente seguro como para defenderlos ante una orquesta y que nos han dado la confianza para meternos en ese terreno y hacer unos buenos arreglos», explica. Este proyecto ha unido las carreras de Cuenca y Anglada. «No nos conocíamos. Y hay dos cosas que me cautivaron de Jaume: Lo músico que es a la hora de trabajar y compartir el escenario. También que tiene muy buena forma de hacer y conducir el directo, tiene mucho feeling con la gente. Es un músico muy hecho y muy maduro», reconoce.

Cuenca está al corriente de la nueva situación que atraviesa la Orquestra Simfònica. «Es triste y me duele mucho. En nombre de la crisis no podemos destruir los pilares que nos sustentan. Para mí, esta orquesta es un valor importante de nuestra cultura. No sé cómo presentarme fuera, en mi campo de la música, sin estar respaldado por la orquesta de mi ciudad». Cuenca tiene varios proyectos que espera desarrollar próximamente con la Simfònica, como la grabación del nuevo disco de la cantante Concha Buika, con la que se encuentra ahora de gira, y también una sinfonía para la Tramuntana que desea estrenar a final de año.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.