0

La odisea que vivió el dibujante Gabi Beltrán durante su adolescencia la transformó Bartomeu Seguí en viñetas que se convirtieron en Històries del barri. Es la autobiografía de Gabi Beltrán, guionista y colorista del volumen que llegó el 14 de febrero a Alemania y que ha sido seleccionado como novela gráfica de la semana en la librería berlinesa Comic Zentrum Hagen, «una de las más importantes del país».

A su autor, Gabi Beltrán, le entrevistaron ayer para la prensa alemana. Está contento. «Lo que recibo de la editorial es que las críticas del cómic son muy buenas», apunta. Bartomeu Seguí reconoce sentirse satisfecho por «la visibilidad que tendrá la obra a nivel de promoción, aunque sólo sea una semana».

Beltrán cree que el hecho de que pueda haber calado en la librería germana se debe a que «parte de lo local a lo universal». Beltrán compara su concepción del cómic con las películas de Hollywood o con las ciudades que Woody Allen inmortaliza últimamente: «Cualquier espectador se siente identificado con la temática. El barrio chino de Ciutat se podría trasladar a cualquier barrio de Berlín o Nueva York», explica Beltrán, que narra en su libro, ganador del Premi Ciutat de Palma de Còmic 2010, el vínculo con sus amigos, el coqueteo con las drogas, el descubrimiento del sexo y la literatura entendida como un refugio.

Actualmente, Beltrán está inmerso en el color del segúndo título de Històries del barri, que está previsto que se publique a finales de año. En esta segunda entrega el dibujante abarcará los temas más controvertidos de su juventud. Cómo se adentró en la edad adulta y cómo afrontó el fallecimiento de su padrastro. Así, hurgando en las heridas de su pasado escribirá sobre la etapa en que iba a dormir a casa de su abuela para alejarse del ambiente violento del barrio. Dependiendo del resultado, según confirma Beltrán, «la idea es que sea una trilogía».

La ilusión de Gabi Beltrán es ver cómo funcionará en Francia, donde se comercializará a través de la editorial Gallimard en septiembre.