Jaume Joan, segundo por la izquierda y al lado de William Baldwin, en la rueda de prensa de la presentación del rodaje de 'The stranger inside', en un hotel de la Serra. | JOAN LLADO

El Consell de Mallorca «no pagará» a los productores de Cloud Atlas los 150.000 euros que se comprometieron para que el rodaje de los hermanos Wachowski, con Tom Hanks y Halle Berry, llegara finalmente a la Isla en otoño de 2011. Así lo confirmó el conseller de Presidència, Jaume Joan, quien sostiene que «no hay ni un expendiente ni ningún contrato» que pruebe ese acuerdo y, por tanto, «es imposible». De ello, responsabilizó al Pacte, que «dejó un compromiso verbal y fotos [en la prensa], pero no un expendiente».

El proyecto de Cloud Atlas se empezó a gestar en los meses previos al Festival de Cannes de 2011, y antes de las elecciones de ese año ya estaba sobre la mesa la oferta de 150.000 euros para traer la película a la Isla.

La propuesta, no obstante, se confirma con el cambio de gobierno y, un par de meses después, en septiembre, al inicio de la filmación y con los actores ya paseándose por Palma, Jaume Joan hablaba en rueda de prensa, y ante el productor español del filme, José Luis Escolar, de los beneficios que la película dejaría en Mallorca. Concretamente, «2.820.000 euros», dijo. Se hablaba ya de beneficios, de inversión en el filme, de repercusión turística,... La expectación generada fue máxima. De hecho, las principales autoridades, como la presidenta Maria Salom, asistieron al set de rodaje, e incluso, pudieron ver, que no hablar, a Tom Hanks.

Partida

Jaume Joan explicó que «los últimos seis meses hemos intentado pagar a la película». Los productores no han hecho más que reclamar. En diciembre, de hecho, se hizo en el pleno una modificación de crédito para disponer de ese dinero. Después de todo eso, Jaume Joan decía ayer que «no hay ningún documento» y, «a posteriori, es imposible montar un expendiente, sería una ilegalidad hacerlo».


De dichos expendientes, según fuentes consultadas, debía encargarse un técnico del Consell a partir de la documentación que facilitó la Mallorca Film Commission y los propios productores tras finalizar el rodaje. Así era el procedimiento, según se informó en una reunión celebrada en diciembre de 2011, presidida por el conseller Joan. Días después, la documentación llegaba a los técnicos, al Consell. Pero el expediente no se abrió. Ha pasado más de un año del rodaje y el filme de los Wachowski, los creadores de Matrix, se estrena el viernes en España, después de no dejar indiferente a la crítica de medio mundo.