Imagen de archivo de la edición de la Setmana del Llibre en Català del año 2010. | Redacción Cultura

1

El empeño y la lucha «constante» de los libreros en celebrar la Setmana del Llibre en Català «a pesar de los malos tiempos que corren» ha dado por fin sus frutos. La sede de la Obra Cultural Balear (OCB) en Palma, ubicada en la calle Sant Alonso, acogerá este encuentro literario «en versión reducida» y durante cinco días, del 27 de febrero al 3 de marzo. Así lo confirmó ayer a este periódico el presidente del Gremi de Llibreters, Francesc Sanchís, tras una reunión de la junta directiva de la entidad.

La OCB ofreció su espacio la semana pasada a los libreros, «de manera desinteresada», y, finalmente, el gremio ha aceptado la oferta «por ser un enclave muy sentido para los autores en catalán». La infraestructura de la Setmana del Llibre en Català se repartirá en varias áreas del edificio: en la planta noble, donde se instalarán los estands de las librerías; en el piso superior, donde tendrán lugar las presentaciones y conferencias, y, «si el tiempo lo permite», avanza Sanchís, el jardín será escenario de «actividades de todo tipo, como por ejemplo las familiares, con cuentacuentos y otras propuestas».

De momento, las librerías confirmadas para la cita son las que integran la junta directiva del Gremi de Llibreters: Embat, Llibreria Lluna, Llibres Colom, Quart Creixent y Literanta. En los próximos días se invitará, en una nueva reunión, al resto de librerías. «Esto no quiere decir que sólo seamos cinco, aunque con las que somos podríamos salir adelante».

Los libreros contarán con un presupuesto de 2.000 euros, un margen económico que esperan recaudar con la venta de libros que se destinarán a «infraestructura, promoción o montaje».

Aún «pendientes de programar», Sanchís adelanta que habrá homenajes a Bartomeu Rosselló-Pòrcel, Salvador Espriu y Marià Villangómez.