Can Salas resiste bajo mínimos

Algunos de los servicios o han disminuido o no se imparten por los recortes

| Palma |

Valorar:

«En los baños, algunos días no hay papel higiénico ni jabón y el servicio de Internet ha bajado en un cincuenta por ciento, han quitado ordenadores». Lo dice Frederic, un «usuario habitual» de la Biblioteca Pública Can Salas «desde hace ocho años». El centro es propiedad del Estado y su gestión y mantenimiento corresponden al Govern. Las palabras de este lector evidencian claramente el declive al que ha llegado este centro, inaugurado en marzo de 2005 por la entonces ministra de Cultura, Carmen Calvo, y que había arrancado con mucha vitalidad.

Ocho años después, la mascota de la planta infantil y juvenil, el Drac, ya no participa en actividades ni reparte premios porque no se convocan concursos entre los lectores más jóvenes. Además, el servicio se ha reducido en lo que era una de las joyas de la corona de Can Salas. De ininterrumpido, el horario ha pasado a martes y jueves de 10.00 a 12.00 y por las tardes de 16.00 a 20.30.

La triste historia de Can Salas se va tejiendo mientras se recorre el edificio y la falta de aire acondicionado que trabajadores y usuarios sufrieron el pasado verano es sólo una gota en un mar de deficiencias provocadas por la reducción de personal, que ha pasado de 51 personas a 23, y la falta de mantenimiento. «No hay dinero», decía a este diario un portavoz de la Conselleria de Cultura. Como tampoco funciona la calefacción, han comprado una decena de calefactores de aire caliente para los trabajadores, así que allí todos, empleados y lectores, se abrigan a la espera de que el invierno empeore.

En la sala de lectura de la segunda planta el frío se cuela por las claraboyas en invierno y el calor lo hace en verano. Aquí el panorama es desolador cuando se recorre la mediateca, la que fuera zona de audiovisuales y que ahora no se utiliza ya que todos los aparatos, ordenadores y pantallas de televisión, están fuera de servicio. Cuando se estropean no se reparan ni reponen.

Catalina Mairata es una «lectora empedernida» que acude habitualmente a la biblioteca en busca de libros en préstamo. «Se nota mucho que han bajado las novedades, antes las traían cada mes», dice. Como es funcionaria sabe muy bien qué significan los recortes. «Sucede en toda la Administración, no sólo aquí, ya no hay material, ni papel, ni bolígrafos».

En Can Salas el tajo también llegó al servicio de Internet, muy demandado por los usuarios. Sólo quedan media docena de ordenadores en activo; el resto, ¿lo adivinan?, sí, están Fora de servei.

Otra sala que ha sufrido la reducción de horario es la de investigadores, también una de las perlas de la biblioteca tras la inauguración. Hoy solo abre dos mañanas y por las tardes. Y lo que es peor, el centro se ha quedado sin conservador-restaurador del fondo de libros antiguos. Era el encargado de que las condiciones ambientales que necesitan este tipo de volúmenes o los manuscrito se mantengan constantes.

Si seguimos hablando de deficiencias, es probable que los baños, como ya sucedió hace unos días, tengan que cerrarse debido a que las bombas de aguas fecales funcionan mal.

Todo esto sucede en estos tiempos «cuando la gente más necesita de la biblioteca como servicio público», dice la directora, Maria de Lluc Alemany.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Silvia
Hace más de 7 años

La biblioteca pública se constituye en el primer centro de información local, portal de acceso a la información que las tecnologías ponen a nuestro alcance, centro de actividades culturales, fomento a la lectura, espacio de identidad que estimula los valores de interculturalidad, solidaridad y participación, lugar de convivencia y encuentro. Nada de esto se hace en esta biblioteca, no cumple con ningúna paura sobre bibliotecas públicas

Valoración:1menosmas

Miquel
Hace más de 7 años

Es de una vergüenza absoluta, lo que ocurre en esa biblioteca, Siempre que voy no encuentro ningún libro que necesito, están tan mal colocados que da una pena, te dan ganas de ponerte a colocarlos tu. En la planta baja donde se supone que estan todos los libros de materia no hay personal que te asesoren, que te recomienden un libro. Donde se ha visto que en una biblioteca pública del estado no haya personal en las plantas. Yo ya he dejado de ir, porque me voy con mala leche. DEJADEZ ABSOLUTA POR PARTE DE TODOS

Valoración:3menosmas

LG
Hace más de 7 años

Lo que no se dice es que si contactas con la biblioteca para donarles libros, te pongan dificultades diciendote que primero tienes que comprobar si ya existen en su catálogo y que hay que presentar un listado. ¿Estamos locos?

Valoración:0menosmas

tonino
Hace más de 7 años

Hace años que esta biblioteca da asco,muchos usuarios dejan las revistas y los periodicos donde quieren y no en su sitio el desorden es total y de muchos usuarios más vale no hablar

Valoración:7menosmas

vs
Hace más de 7 años

Hem de ser ambiciosos. A mès de resoldre el problema de Can Sales, necessitam una Biblioteca Pública de Balears (a partir dels fons de la Misericòrdia i altres) i també una Biblioteca General Universitària, al campus, el qual disposa nomès de biblioteques de facultat.

Valoración:2menosmas

vs
Hace más de 7 años

"Demostènes". No he posat mai en entredit l'existència de Can Sales, que ha de romandre i desenvolupar-se. Tot i això, m'estranya el fet que hi hagi biblioteques del Consell i d'altres del Govern. Totes les biblioteques del Consell no són de barri, com ara les de La Misericòrdia, de vegades amb nivell molt especialitzat.

Valoración:-2menosmas

austeridad
Hace más de 7 años

A los politicos les interesa que cuanto mas burro sea el populacho mas mano ancha para sus desmanes. Por eso gasto en cultura lo minimo posible y les interesa potenciar la fiesta. Pan y Circo,....

Valoración:2menosmas

ElQPaga
Hace más de 7 años

Que se pague entrada y los usuarios costeen los gastos de las cosas que utilizan. Lo que no puede ser es que lo paguemos quienes no lo usamos.

Valoración:-12menosmas

Tolo
Hace más de 7 años

yo tmb era usuario d dicha biblioteca, acudia prácticamente a diario a la sala d lectura pero e ha lelgado un memento q e tenido q decir basta y buscar alternativas pq era una tortura y un tormento estudiar allí, sobretodo para la salud.

Hay q decirlo bien alto y claro ¡ES UNA Punyetera VERGUENZA! lo que esta pasando en can sales, q no hay dinero? hay dinero para lo q interesa mantener a cualquier rpecio... me gustaría ver el aprlament o consolat d mar sin calefacción, aire acondicionado en el despacho del president o q hubiera menos d la mitad d trabajadores.

es una vergüenza, envias quejas,reclamaciones en la web del caib Y SE RIEN DE TI desde el govern.

vergonya cavallers

Valoración:6menosmas

Demòstenes
Hace más de 7 años

Vs., a Ca'n Sales trobes llibres especialitzats. Jo estic estudiant a la UOC i he d'acudir a Ca'n Sales o a la UIB. Les biblioteques del Consell, com has dit bé, són biblioteques de barri. Esper que Ca'n Sales continui per molts d'anys.

Valoración:8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2