Pere Joan Martorell recitó ayer algunos poemas en el homenaje a Blai Bonet en Santanyí. | Nuria Rincón

4

Hace ya 15 años que falleció el novelista y poeta Blai Bonet, aunque, gracias al legado literario que dejó en vida, su voz permanecerá siempre viva. Por este motivo, los artistas Eva Choung Fux y Marcos Vidal organizaron ayer en Santanyí un acto en homenaje al autor, en el que, además de disfrutar de una velada musical y literaria, se presentaron varios proyectos artísticos que los citados creadores llevarán a cabo en 2013.

Durante la velada, los asistentes disfrutaron de un recital poético basado en poemas de Bonet, a cargo de Gisela Raum, Ferran Villar Sáez, Miquel Pons o Pere Joan Martorell, y también de un concierto de violín, en el que sonaron piezas clásicas, que hizo las delicias de los allí presentes, así como otras intervenciones.

El acto sirvió para presentar el proyecto expositivo In memoriam, un tributo de Choung Fux y Vidal a Bonet –algunas piezas de este último están hechas con material de la época en la que el autor escribió El mar–, y que se materializará la próxima primavera, coincidiendo con la inauguración de la casa-museo en honor al literato.