Maria del Mar Bonet, la Coral Universitat, los ‘blauets’ de Lluc y el pianista Andreu Riera clausuraron juntos el recital. | Teresa Ayuga

5

La música más solidaria sonó ayer en la Catedral para poner un grano de arena a la restauración del tejado del Santuari de Lluc, ya que una buena parte de éste fue destrozado por un cap de fibló el pasado septiembre. La velada corrió a cargo de la cantante y compositora Maria del Mar Bonet, la Coral Universitat y, de manera muy especial, los blauets de la Escolania de Lluc. La Seu completó su aforo, de 1.500 plazas.

Precisamente fueron los blauets, dirigidos por Ricard Terradas y con el acompañamiento del organista Rafel Riera, los que abrieron el concierto con la pieza Salve Regina Ex Ore Infantium, de Jaume Palou. Continuaron con las obras Maria Mater Gratiae, de Fauré, y el popular Magnificat, de Haydn. La Coral Universitat, dirigida por Joan Company, tomó el relevo y, junto al pianista Andreu Riera, deleitaron al público con un repertorio con composiciones de Rutter, Frauré o Whitacre.

Entonces llegó el turno de Maria del Mar Bonet, primero recitando poemas de Blai Bonet o Rosselló-Pòrcel mano a mano con el clavelista Daniel Espasa, y luego entonando La Sibil·la con el blauet Daniel Potrz.

Finalmente, estaba previsto que tanto Bonet como el resto de formaciones pusieran el broche final con una interpretación conjunta de Lo Pi de Formentor.