El palmesano Jaume Ripoll posó para la entrevista en las oficinas de Filmin, en Barcelona. | Carles Domènec

El mallorquín Jaume Ripoll (Palma, 1977) es uno de los tres fundadores de Filmin, una plataforma web con sede en Barcelona que distribuye películas en España, y es vicepresidente de Eurovod, la primera asociación europea de portales de cine online. Además, ha coescrito el guión de su primer largometraje, Somos gente honrada, ya rodado, que se estrenará en el año 2013.

—¿Qué es Filmin?
—Es un portal de cine online donde puedes ver películas, series de televisión, cortometrajes y documentales a través de Internet. La idea surgió hace seis años con Juan Carlos Tous y José Antonio de Luna en la distribuidora Cameo, donde yo ejercía de director editorial. Pensamos en Internet como aliado más que como amenaza. En 2008 lanzamos el primer portal con tarifa plana. Hoy es el mayor catálogo online de cine en España con 3.800 títulos.

—¿De dónde proceden las películas que aparecen en Filmin?
—Los accionistas de Filmin son empresas españolas y tenemos 280 contratos con otras productoras. Tuvimos que desarrollar la tecnología de vídeo, por streaming, y conceptualizar un portal que sirviera para ver películas. Ahora es normal, hace seis años era ciencia ficción. Las películas y las series son demasiado caras para pensar que no hay que pagar por ellas.

—¿Hasta qué punto el precio de una película debe disminuir para que el internauta pague por ella?
—Con tarifas planas eso se resuelve. El problema es la percepción de tenerlo todo gratis. No puedo pensar en películas de tres millones de euros en España, o de 300 en Estados Unidos, si el usuario lo quiere todo gratis. Hemos ofrecido la película Carmina o revienta el día del estreno a 1’95 euros o por 10 euros al mes el espectador tiene todo el cine que quiera.

—¿Quién es el enemigo natural de un proyecto como Filmin?
—Nuestro enemigo es el concepto de gratuidad en Internet y todos esos portales que se lucran ofreciendo lo que no es suyo. Nuestra posición es ofrecer un servicio cada vez mejor, con mayor calidad y que se vea en más dispositivos. Los gobiernos deben luchar contra la piratería ya que ponen a España en una posición muy desfavorable, cerca de Rusia y China.

—¿Qué relación tienen con los festivales de cine?
—En dos años y medio hemos colaborado con más de 30 festivales, hemos emitido online parte de la programación. Y, con la intención de dar prestigio a Internet, hemos creado festivales propios. El 1 de diciembre empezamos el festival Streams, que se celebrará en nueve países europeos. Cada país aporta dos películas y por España estará El perfecto desconocido, de Toni Bestard.

—¿Cómo llegó a este mundo?
—Estudié en la Escola Superior de Cinema de Catalunya. Regresé a Mallorca, donde era propietario de videoclubs. Me encargaba de la distribución de Manga Films. Hace ocho años y medio empecé a trabajar en Cameo, luego me convertí en uno de los tres fundadores de Filmin.

—¿Cuándo se estrenará su primer filme como guionista?
—En 2013 y lo ha dirigido Alejandro Marzoa. Trata de una pareja de amigos de toda la vida, de unos cuarenta años y en paro, que encuentra droga en Galicia. Es heredera de las comedias británicas de los años 50 y 60. Manuela Vellés y Unax Ugalde están entre los protagonistas.