La escritora María Dueñas, en una imagen promocional de su segunda novela, 'Misión Olvido'.

14

Escritora tardía, la filóloga y profesora María Dueñas (Puertollano, 1964), cuya primera novela, El tiempo entre costuras , fue best seller durante una par de años y pronto será serie de televisión, regresa con su segundo título, Misión Olvido , del que dice que trata de las segundas oportunidades. Curiosamente, la trama de ambos libros tiene una relación tangencial con Mallorca. En la primera, a través del espía Alan Hillgarth, quien recluta a la protagonista, Sira Quiroga, y en esta última mediante la labor evangelizadora de fray Junípero Serra y las misiones franciscanas en California, sobre las que investiga la protagonista, Blanca Perea.

-Me gustaría que hablara de la parte de la trama que afecta a las misiones franciscanas en California, ya que Mallorca celebra en 2013 el Año Fray Junípero Serra. Éste es un asunto del que en España se habla poco. ¿De dónde surgió su interés?

-Durante un viaje a California visité unas cuantas misiones del Camino Real, la cadena establecida por los misioneros españoles a finales del siglo XVIII y principios del XIX al mando del padre Serra en sus orígenes.

-¿Por qué cree que es una parte de nuestra historia que casi hemos olvidado, cuando su novela nos descubre que la huella allí es muy evidente? ¿Mala conciencia?

-Realmente no se por qué ese pedazo de nuestra historia ha caído prácticamente en el olvido, pero me satisface enormemente haber contribuido a acercarla a los lectores.

-¿En Estados Unidos es un asunto que, por ejemplo, se aborda en la universidad?

-Se aborda cuando se estudia la historia de California. Forma parte del curriculum de la enseñanza primaria del estado, todos los alumnos de cuarto curso visitan alguna misión y hacen trabajos sobre ellas: murales, maquetas… Es algo que sienten muy próximo, muy parte de su esencia. Y los nombres de fray Junípero y otros franciscanos están presentes dando nombre a calles, escuelas, parques…

-Sus dos novelas transcurren en momentos muy concretos de la historia de este país. En Misión Olvido, como también en El tiempo entre costuras , los personajes transitan por la Guerra Civil y la posguerra. ¿Es un camino lógico en una escritora de su generación?

-No lo se, realmente. Yo sobrevuelo la guerra en ambas novelas porque las tramas me lo requieren a tenor de los años en los que transcurren, pero en ninguno de los dos casos he pretendido adentrarme en ella ni me he sentido obligada a hacerlo.

-Si le digo como lectora que me gustó más El tiempo entre costuras y que Sira tiene más garra que Blanca, ¿qué me contesta?

-Creo que cada lector es muy libre de interpretar las novelas a su manera y de sentir mayor o menor apego hacia los protagonistas; la lectura, por fortuna, es algo altamente positivo. Algunos lectores prefieren a Sira y otros se identifican mas con Blanca Perea, la protagonista de Misión Olvido , porque es una mujer de nuestro tiempo, con circunstancias, problemas y realidades que les resultan mas cercanos. Y muchos otros se han dejado seducir por Sira y por Blanca en igual medida, aceptándolas como son: mujeres muy distintas, pero cargadas ambas de carisma y humanidad.

-En Misión Olvido demuestra un interés evidente en situar a los personajes en contextos muy descriptivos y bien ambientados a la manera de la novela estadounidense. ¿Está de acuerdo?

-No creo que la ambientación y contextualización sea algo exclusivo de la narrativa estadounidense, aunque soy una gran lectora de novela norteamericana y quizá, instintivamente, esta me ha podido influir en alguna manera.

- Misión Olvido da cuenta de que tiene historias para contar. ¿Dónde las tuvo agazapadas durante tantos años?

-En ningun sitio, mis historias han surgido solo cuando he dado el paso adelante y he empezado a escribir. Pero tengo una imaginación muy fértil, me crecen las historias con enorme facilidad.

-¿Seguirá escribiendo si esta novela no alcanza el éxito de la primera, siente esa necesidad de contar?

-Por supuesto. Desconozco que recorrido tendrá a largo plazo esta nueva novela, pero mi objetivo no es en ningún caso superar a El tiempo entre costuras sino, simplemente, que tenga su propia vida, trayectoria y entidad.