El dibujante e ilustrador Gabi Beltrán, en una imagen reciente en Palma. | M. À. Cañellas

2

No las tenía todas consigo. «No me quiero obsesionar», confesaba el dibujante e ilustrador Gabi Beltrán a este periódico cuando se anunció, hace unas semanas, que tanto él, como la obra que relata sus vivencias de la infancia, Històries del barri (Premi Ciutat de Palma de Còmic 2010), optaban a los Premios de la Crítica de Cómic en Avilés. Esta vez sí pudo ser.

De los tres galardones a los que aspiraba, la novela gráfica se alzó anoche con los de mejor obra nacional y mejor guionista, para el propio Beltrán –Bartomeu Seguí, coautor del volumen, optaba a mejor dibujante–. La entrega clausuró la XII edición de las Jornadas Internacionales de Cómic en la ciudad asturiana.

Tras conocer la buena noticia, Beltrán, quien no pudo viajar hasta Avilés por motivos personales, confesó que «siempre soy muy prudente con los premios, cuando estoy nominado me olvido de ello y no lo pienso. Es una alegría cuando te lo dan, y más si son dos. Cuando recibes un reconocimiento de la critica especializada siempre es positivo y un espaldarazo al libro». «Es reconfortante ver que se haya valorado que sea una historia tan dura como la que relato en Històries del barri. Te motiva pero también es una presión, porque ya estoy en marcha con la segunda parte y espero que esté a la altura de la primera», añade el guionista.

Sobre si estos galardones ponen de manifiesto la necesidad de contar con la historieta en los Premis Ciutat de Palma, Beltrán apunta: «Que nos hayan premiado ya varias veces y que el libro se vaya a publicar en Francia y Alemania, demuestra la importancia del cómic en los Ciutat de Palma».

¿Qué ha visto la crítica especializada en Històries del barri? «Creo que es una obra trabajada y bien acabada. El tema es interesante, de carácter social, y también puede haber influido el formato de la narración, relatos cortos».

Para Beltrán, que hayan premiado a la obra como la mejor a nivel nacional «es también un premio para Bartomeu Seguí. Mi premio es también para él, un amigo y gran profesional».