El 'Cabaret d'Armando Rissoto', una de las obras que se pudo ver en la pasada edición. | Redacción Cultura

0

La Fira de Teatre Infantil i Juvenil de les Illes Balears (FIET) acabó su primera edición con, aproximadamente, 1.000 asistentes, pero nueve años después se acercaron a los 12.000. Es por ello que, «pese a la crisis en la que nos encontramos, el apoyo popular nos ha ayudado a poder programarla un año más». Sin embargo, pese a que normalmente se celebraba en octubre, este año se retrasará a diciembre con menos compañías, menos funciones y menos días.

El director de la asociación Sa Xerxa, organizadora de la fira , recuerda cómo el pasado fin de semana, en la Fira del Meló, «la gente nos decía que no podía morir la FIET». De esta manera «el voluntariado con el que habíamos contado ha aumentado. La gente se ofreció a acoger en su casa a miembros de las compañías, preparar comidas, ayudar con las entradas y muchas otras cosas con el fin de que pudiéramos programarla».

Pero, sin duda, una fira que durante años se programaba con un presupuesto aproximado de 100.000 euros, no sólo puede sobrevivir con la voluntad. Por este motivo, «gracias» a las subvenciones institucionales, como la del Consell o el Govern, además de otras entidades «sacaremos la FIET adelante».

Ahora, la organización está «terminando de captar las ayudas para preparar el programa» y, para «todos aquellos que quieran colaborar», ponen a disposición la web www.saxerxa.org».