Previous Next
0

El Museo de Sóller-Casal de Cultura inaugura mañana una exposición sobre la figura de mossèn Josep Rullan i Mir, hijo ilustre de Sóller y, según sus biógrafos, «una de las personalidades más destacadas de la localidad en los últimos 150 años». Será a las 20.00 horas.

El archivero municipal y comisario de la muestra, Antoni Quetglas, sostiene que ésta «intenta concentrarse en algunas de las facetas más destacadas de Rullan i Mir» -conocido popularmente en Sóller como 'es capellà Busquera'- ante la imposibilidad de tratar todos los temas a los que se dedicó a lo largo de su vida.

En la exposición se muestran en siete ámbitos diferentes aspectos de su biografía, con imágenes de su casa solariega en el Valle y otros objetos personales. También se destaca su vinculación con el mundo del campo y la pagesia , y su implicación directa en la fundación del Sindicato Agrícola Sollerense a finales del siglo XIX, entidad antecesora de la actual Cooperativa Agrícola de Sant Bartomeu.

El tercer ámbito expositivo está dedicado a las distinciones y menciones honoríficas que recibió, entre ellas la de socio de honor de la Societat Arqueológica Lul·liana y la Sociedad Económica de Amigos del País, así como su declaración de Hijo Ilustre de Sóller en 1904. La muestra no pasa por alto su participación en la fundación de importantes empresas de Sóller como el Banco de Sóller, diversas compañías de navegación y el Ferrocarril de Sóller.

Finalmente, en este homenaje se incluyen alusiones a su prolífica producción literaria y científica, en la que destacan sus obras sobre agricultura y, sobre todo, los dos volúmenes de Historia de Sóller ; su relación con el semanario Sóller, fundado en 1885, y sus crónicas sobre las graves inundaciones que tuvieron lugar aquel año. También se dedica una parte a la compañía El Gas S.A., actualmente comercializadora de energía eléctrica en Sóller, de la que fue el principal promotor y primer presidente.

Jaume Ensenyat, presidente del Casal de Cultura, destaca que esta muestra es «un merecido homenaje» con motivo del centenario de su fallecimiento, en 1912.