En el año 2009 se suspendieron las visitas a las cuevas de Bellver por el peligro que suponía para el visitante la aparición de unas fisuras. Por entonces, ya habían pasado miles de personas atraídas también por los misterios de extensa cavidad, ahora cerrada. Su rehabilitación no será una cuestión de meses ni de un par de años, por lo que la productora Quindrop ha apostado por elaborar un documental, Les coves de Bellver, que muestre y explique la historia de este espacio, que tanto interés han despertado entre miles de ciudadanos, especialmente en cada festividad del Dia de l'Àngel. Silvia Ventayol, Nofre Moyà y Javier González son los autores de esta pieza de 30 minutos, en la que tampoco faltará la ficción.

El documental será «un viaje en el tiempo», un recorrido por la historia de estas cuevas, construidas a principios del siglo XIV al «extraer marés para la levantar el castillo y también se dice que otras construcciones», comentan los autores de la pieza.

Varios expertos (el investigador Pere Galiana, los historiadores Elvira González y Jaume Sastre; la directora de Bellver, Magdalena Rosselló; el vigilante y encargado de mantenimiento de las cuevas, Martí Company, así como los arqueólogos de la empresa Elements, responsables de los últimos hallazgos en Bellver) y los vecinos de la barriada de El Terrreno se encargarán de explicar los orígenes y los usos de esta gran cueva, según apunta la guionista Silvia Ventayol. Una voz en off recreará las palabras de algunos de los personajes ilustres que hablaron de Bellver, como Gaspar Melchor de Jovellanos, además se mostrarán archivos fotográficos, sus curiosos grafitos y varios planos que permitirán entender la dimensión de las cuevas y las modificaciones que han sufrido con el paso del tiempo. «El uso de las cuevas se ha ido adaptando a cada época. Fue un búnquer de munición, un depósito de gasolina, un almacén municipal. Ahora están prácticamente vacías», apuntan los autores de Les coves de Bellver, que se editará en castellano y catalán.