Previous Next
39

Con un look muy casual, y algo acatarrada, compareció ayer Chenoa ante los medios para presentar el concierto que ofreció anoche en el Trui Teatre de Palma. «Es la época de los resfriados, no es un problema. Un paracetamol y al escenario», aseguró. La cantante estrenó ayer los temas de su nuevo EP, Como un fantasma , una «pequeña degustación» de lo que será su nuevo largo de estudio, que se publicará a principios de 2012. «Con este trabajo regreso a mis orígenes, a unos sonidos más divertidos y discotequeros», afirma, como aquel Atrévete que la llevó a lo más alto de las listas de ventas.

Mientras responde a las preguntas de los periodistas, de fondo suena el ensayo de su banda. «Se trata de hacer música y ruido, ¿no?», adelanta Chenoa, quien considera «un lujo y un hecho muy especial el poder finalizar la gira aquí en Mallorca, mi tierra. Es especial porque estaré arropada por mi familia».

Como un fantasma , cuya producción corre a cargo del británico Niguel Walker (Zenttric, Amaral) ha resultado un éxito en las ventas digitales, donde ha sido lanzado en formato EP. «Tanto el single como el disco han sido número uno, por delante de mis amigos Estopa. Les quiero mucho y ha sido una batalla bonita», confiesa. «El EP es una nueva forma de vender música, en Inglaterra y en Estados Unidos es bastante común, y ahora, poco a poco, va llegando a España. Incluso hemos tenido que mostrar un tutorial a los fans para saber cómo descargarse el disco de manera legal».

Hablando de legalidades, sobre la marcha atrás de la ley Sinde, ayer en el Congreso, la artista apuntó: «Están haciendo daño a la música, pero no es la único. También coincide por la tristísima imagen de la SGAE en este momento».

En cuanto al futuro de la industria musical, Chenoa cree que «ya no existe. El concepto de industria musical está cambiando. Ya no es necesario pasar por un estudio, y yo nunca me he llevado bien con ellos. Internet es una nueva arma y, si la sabes utilizar, puede dar buenos resultados». De hecho, la cantante se considera «adicta a las redes sociales» Twitter y Facebook. «Es positivo poder promocionar tu trabajo a través de la red en lugares como Sudamérica, aunque también están los que hablan mal de ti. Debe ser gente que está muy aburrida e intento no hacerle caso. Todo el mundo tiene un mal día».