Pere Joan, Tomeu Pinya, Sergi Marés y Joan Miquel Morey, ayer durante la presentación del cómic ‘Yes we camp!’ en la Plaça d’Espanya de Palma. | Jaume Morey

1

El movimiento 15-M se empieza a extrapolar al ámbito artístico. Primero fue el detonante, el ¡Indignaos!, de Hessel; más tarde, surgieron más libros y ensayos sobre esta temática. Ahora, 47 autores de cómic de toda España reúnen «relatos y reflexiones» sobre este fenómeno social en Yes we camp!, en el que participan los dibujantes locales Pere Joan y Tomeu Pinya. Éste último es uno de los artifices de este volumen.

Junto a Pinya, el autor catalán Pere Meján tuvo la idea de elaborar un cómic sobre este asunto que «está en boca de todo el mundo, aunque no sabían muy bien cómo encajarlo, si centrarlo en las asambleas, en las acampadas, manifestaciones. Entonces, tras debatirlo con todos los participantes, nos dejaron vía libre, a nuestra elección, para contar nuestra visión», detalla Pere Joan.

¿Apoya el sector del cómic al movimiento 15-M? Pere Joan considera que «no se puede generalizar, pero 47 autores es una cifra significativa». «Es un cómic muy heterogeneo, un reflejo de lo que pensamos los que nos dedicamos a la historieta, un género que suele estar muy unido a la causa social», añade el dibujante.

Yes we camp! ha sido editado por el sello Dibbuks y su lanzamiento fue hace un mes. «Al parecer, se está vendiendo muy bien y las descargas digitales también están funcionando. Es otra forma de contar a la gente lo que ocurre en las calles de su ciudad, más allá de lo que cuentan los telediarios», explica.

De hecho, además de historietas, el volumen también incluye opiniones y artículos de escritores como Eduardo Punset o Vicent Navarro, entre otros, que complementan «nuestro trabajo y otorga un ápice de reflexión y de realidad».