Vicenç Villatoro, Jordi Sales y Joan Rotger, ayer en Prada.

0

El vicepresident de Cultura del Consell, Joan Rotger, transmitió ayer en la Universitat Catalana d'Estiu de Prada un mensaje de tranquilidad sobre la situación que atraviesa el Teatre Principal de Palma. Estas declaraciones llegan tras la denuncia de UGT y CCOO por sus continuas peticiones de reunión, sin respuesta, a la Fundació Teatre Principal, tras anunciar ésta un inminente recorte de personal, como ya informó Ultima Hora el pasado domingo.

Precisamente, los sindicatos ratificaron ayer este mensaje con un comunicado oficial. «Hablaremos con todas las personas afectadas y recibiremos, por descontado, a los sindicatos porque hay que tener en cuenta la opinión de todos para poder tomar decisiones», declaró Rotger, antes de presentar una conferencia titulada El cant de la Sibil·la i els castellers, patrimoni immaterial de la humanitat .

El vicepresident mantuvo que «se están examinando las plantillas para estudiar la forma de llevar a cabo una programación estable del Teatre Principal». Sobre la crispación de las compañías artísticas con las que ya habían llegado a acuerdos de cara a la presente temporada, Rotger indicó que «tendremos en cuenta que existen convocatorias que ya han gastado dinero y recursos, pero la disponibilidad económica es la que marcará la línea futura de la Fundació Teatre Principal». «Aunque está vinculada y condicionada por la resolución definitiva de la cantidad que, por sentencia judicial, el teatro debe abonar», añadió el responsable de Cultura del Consell.

Rotger también anunció una reunión prevista para el 29 de agosto con el conseller de Cultura del Govern, Rafael Bosch, en la que, según el vicepresident, «se tratarán temas como el Espai Mallorca o la Simfònica». Del centro de Barcelona, Rotger explicó: «El Espai Mallorca recibe aproximadamente unos 165.000 euros, pero solo genera un volumen de ventas de unos 70.000 euros».