Previous Next
0

La obra del pintor fauvista Maurice de Vlaminck logró un nuevo récord en subasta en Nueva York, al adjudicarse el óleo Paysage de Banlieue por un precio de martillo de 15.417.825 euros, en una puja en la que Picasso logró muy buenas ventas.

El cuadro de Vlaminck, uno de los artistas clave para entender la renovación de la pintura europea de vanguardia de principios del siglo XX, presenta colores vivos y unas pinceladas expresivas. El óleo rinde tributo a la primavera en la Gran Manzana.

Por el mismo precio, 15.417.825 euros, también se vendió Les peupliers , de Claude Monet. Además de las obras de los dos franceses, otro de los cuadros más caros de la puja fue Les femmes d'Alger, version L (1955), de Pablo Picasso, que se vendió por 14,6 millones de euros. Este lienzo es, según la casa de subastas, «uno de los más grandes de una serie en la que Picasso homenajeo al pintor francés Eugéne Delacroix, pero evoca también a una de las esposas del autor, Jacqueline Roque».

Del artista malagueño también se adjudicaron la escultura Homme au mouton por 4,89 millones, o el óleo Femme assise au chapeau , por 2.974.363 euros.

Otras de las piezas que lograron buenos resultados en esta subasta de primavera de la casa Christies de Nueva York fue La fenetre ouverte (1911), de Henri Matisse, una pintura de vivos colores que se adjudicó por un precio de martillo de 10,8 millones de euros, por encima de la estimación inicial de entre 5,5 y 7 millones.

Otros de los lotes vendidos fueron el óleo Nature morte à la clé , de Fernand Léger, por 2,7 millones de euros; una obra de Dalí, Chavaliers en parada , pintada por el artista durante su exilio en América y que se adjudicó por casi un millón de euros,; o un gran formato de Van Dongen de 1922, el óleo Adam et Eve (219 x72 cms), que fue adquirido por 717.250 euros.