0

Hace cerca de un mes se hacía público que el artista británico Plan B sería el encargado de inaugurar la segunda temporada de conciertos en el Mallorca Rocks Hotel, pero no será hasta mañana cuando se den a conocer más nombres de artistas incluidos en la programación, que este año compartirán por primera vez los hoteles de la marca en Eivissa y Magaluf. Sólo uno ha trascendido semioficialmente: Madness, uno de los grupos más importantes y desde luego los que mayor éxito tuvieron del revival ska de principios de los años 80. Suyos son clásicos como One Step Beyond o Our House. Su reciente paso por festivales españoles como el FIB o el SOS de Murcia ha demostrado que los muchachos de Graham McPherson, más conocido como Lord Suggs, siguen siendo una locomotora bien engrasada.

La presencia de Madness tiene cierta lógica. En primer lugar, porque el suyo puede ser la clase de concierto perfecto para el escenario tanto del Ibiza Rocks como del Mallorca Rocks, por su carácter festivo y su importancia en el mercado británico como en el español. Pero, también, porque Cathat Smyth, conocido como Chas Smash, mano derecha de Suggs en el liderazgo de la banda, vive desde hace años en Eivissa. Andy McKay, director de Ibiza y Mallorca Rocks, ya había avanzado poco después del cierre de la primera temporada de conciertos en el nuevo recinto de Magaluf que durante el verano de 2011 ambos hoteles compartirían programación y que los conciertos en Mallorca serían a partir de entonces semanales. Según McKay, además, contar con un recinto en cada isla abría nuevas posibilidades a la organización para intentar atraer artistas que hasta entonces estaban fuera de su alcance.
Este año la temporada de conciertos dará inicio el 31 de mayo en el hotel de Mallorca y el 1 de junio en el Ibiza Rocks Hotel, en Sant Antoni.

Formados a finales de la década de los 70 en Candem Town, Londres, Madness fueron, junto a The Specials, el grupo más importante del revival ska, creando un sonido hermano y paralelo al de 2 Tone Records desde la discográfica Stiff. A principios y mediados de los 80 se mantuvieron continuamente en las listas de éxito británicas gracias a un sonido que tomaba libremente elementos de la música jamaicana, el soul y paulatinamente el pop.