Previous Next
0

«Interpreto a una madre primeriza que posee todos los defectos que jamás debe tener una madre». Así define Marga López al personaje que encarna en la obra Sense el pa davall el braç , el primer espectáculo de la recién estrenada compañía Sense Pa, formada por «cinco intérpretes y amigos», subraya la actriz. Esta comedia negra «entre la sátira y lo absurdo» se puede ver este fin de semana, a las 20.30 horas, en el Teatre Sans de Palma (Can Sanç, 5).

Popular por encarnar el personaje de Victòria en la serie Mossèn Capellà , de IB3 Televisió, la intérprete recuerda que « Sense el pa davall el braç comenzó como una anécdota entre amigos. Nos fuimos reuniendo y, al final, decidimos formar la compañía. Es frustrante ensayar una obra que no sabes si podrás representar, pero lo hemos conseguido». En este montaje, López se mete en la piel de Malén, una mujer «frívola, egoísta, caprichosa....¡una perla de persona!». «Acaba de tener su primer bebé junto a su marido. Juntos, forman una pareja muy loca y se ven desbordados por la situación. ¡Ni siquiera saben el sexo del bebé!», adelanta.

Sátira

Según la intérprete, la trama del espectáculo, basada en el texto original del británico Christopher Durang, «es una historia muy actual e identificable para el público, porque muchos de ellos han pasado por esa experiencia». «Por mucho que la sociedad evolucione, estrenarse como padre nunca pasará de moda. Es un derecho natural y todos los que tienen hijos se ven en esta situación. La obra satiriza este hecho y lo convierte en un enredo que roza lo absurdo», añade.

Carme Serrano, Miquel Ruiz, Inma Villalonga y Bernat Molina, también director del montaje, conforman el reparto de esta obra con la que «sólo buscamos que el espectador se lo pase bien y disfrute entre carcajadas». «Si el público se lo pasa la mitad de bien de lo que lo pasamos nosotros, estaremos contentos y satisfechos», indica.

Hace varios meses que López compagina el «agitado» rodaje del serial Mossen Capella con los ensayos de esta obra. «Llevamos un año y medio con la serie, y eso que firmamos para trece episodios». «Victòria es muy diferente a Malén. Digamos que es como 'la guapa del pueblo', es muy popular. Es ingenua, pero me encanta interpretarla», dice sobre su personaje.

Sobre si se queda con la televisión o con el teatro, López asegura: «Me gustan los dos medios, la televisión y el teatro, ya que ambas te permiten realizar tu labor de actor y, lo que más nos gusta, interpretar». «Hoy en día existe un auge de las series de televisión. La moda está llegando de Estados Unidos, donde realizadores de primera, e intérpretes de calidad, apuestan por este medio», apunta la actriz, quien cree que «si haces un producto de calidad, la gente siempre responde de forma positiva, y esto también se está viendo en muchas producciones nacionales. De todas formas, el factor suerte es el definitivo».