Previous Next
0

Entre aplausos y lágrimas de emoción se ha recibido este martes el cuerpo de Enrique Morente a su llegada a las 16.30 horas a la capilla ardiente situada en la sede de la SGAE. Han sido muchas las personalidades de la política y la cultura que se han desplazado hasta allí para expresar sus condolencias a la familia del cantaor, además de numerosos seguidores. Este miércoles, el maestro del flamenco será enterrado en su tierra, Granada. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, que ha explicado que, a petición de la familia, el Teatro Isabel la Católica albergará la capilla funeraria horas antes de que la ciudad de la Alhambra se despida de su artista.

Granada también podrá dar su último adiós al cantaor. La capilla ardiente que se habilitará en el Teatro Isabel la Católica está previsto que sea abierta al público a las 15,00 horas de este miércoles.

El entierro de los restos mortales de este gran renovador del flamenco tendrá lugar en el cementerio de San José, en el Paseo de La Sabika, junto la Alhambra que, tal y como ha dicho el alcalde podría celebrarse en torno a las 19.00 o 20.00 horas, ya que aún no está confirmado.

En Madrid, desde las 17.00 horas, personalidades del mundo de la música como Alejandro Sanz, Paco de Lucía, José Mercé o los miembros del grupo Amaral, Eva Amaral y Juan Aguirre, se han acercado este martes a la capilla ardiente situada en la sede de la SGAE para decirle adiós al maestro.

Además, cientos de personas ya han dejado su pésame y despedida a Morente a través del sitio Facebook que la SGAE ha habilitado con el fin de que todos los que lo desean puedan dejar sus condolencias.

El propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dirigido un telegrama de pésame a la familia Morente por el fallecimiento del artista en el que les ha dicho que Enrique Morente «ha contribuido a ensanchar el territorio hondo y venerable del flamenco. Como sólo sucede con los mejores, Morente es y será, ya para siempre, sinónimo del flamenco más universal, que ha sabido renovarse y abrirse a nuestro presente, sin olvidar sus raíces. Así lo ha demostrado desde el inicio de su carrera hasta su último encuentro con la música, ante el 'Guernica' en el Museo Reina Sofía», señala Zapatero.

Finalmente, afirma que «su pérdida es hoy llorada por toda la familia de la música, más allá de los géneros, y por todos los españoles, que recordaremos su carisma personal, su extraordinaria voz y su inolvidable fuerza creativa». «Reciban mi pesar en estos difíciles momentos», concluye.

Sí se ha desplazado hasta la capilla ardiente la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde quien ha manifestado que «el Ministerio de Cultura y todo el país tiene que estar agradecido y en deuda» con el cantaor granadino. González-Sinde ha destacado que Morente ha sido un «gran creador y ha bebido de las raíces, pero además ha innovado».

El Flamenco, patrimonio de la Humanidad

La directora de la Agencia Andaluza del Flamenco, María Angeles Carrasco, ha destacado la paradoja de que el fallecimiento de Morente se produzca apenas unas semanas después de que el flamenco haya sido declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En cualquier caso, ha insistido en que «siempre nos quedará su obra».

Para ella, Enrique Morente constituye un «gran conservador de los cantes de todos los tiempos» y una persona «comprometida con las causas justas». Más breve aún ha sido el cantante catalán Kiko Veneno, quien ha señalado a las puertas de la capilla ardiente que «pocas palabras se pueden decir, ha hecho una contribución grandísima y nos quedamos muy huérfanos y vacíos».

También ha acudido Massiel para «compartir el dolor de la familia, y más cuando hay sospechas de negligencia médica», según ha señalado a los medios. «Es especialmente doloroso que sea en estas fechas por lo familiar que era Enrique Morente», ha dicho.

Día triste, artista eterno

Antonio Canales ha tenido bonitas palabras para su amigo. El bailaor ha asegurado que «el alma del flamenco está llorando» por la muerte del cantaor del barrio del Albaicín. «Seguirá viviendo en los corazones de quienes lo escuchamos».

«Se ha ido una gran persona, un buen marido y un buen padre», además de un artista «trasgresor, único e inigualable», al hilo de lo cual ha apuntado que Morente y Camarón de la Isla «han marcado la historia de los últimos treinta o cuarenta años y ya nos faltan los dos».

La artista madrileña Rosario Flores ha señalado al cantaor como «el pilar de mucha gente y de mucho arte». También ha dicho de Enrique Morente el coreógrafo Víctor Ullate que era un hombre «muy inquieto» que desprendía una enorme «genialidad».

Ullate se ha mostrado positivo añadiendo que al menos «hemos tenido suerte porque nos ha deleitado con sus canciones». Y es que no cabe duda que el legado de Enrique Morente es grande, como cantaor, artista innovador y universal, y maestro del flamenco.

Así lo ha afirmado desde Bilbao una de las principales figuras del baile flamenco en el mundo, Cristina Hoyos, quien ha señalado que con la muerte del cantaor «se ha ido un innovador de talento excepcional y una persona maravillosa».

Más de 40 coronas y mucha gente

Han sido incontables los rostros famosos que han acudido a la sede de la SGAE a despedir al artista granadino, como la familia Carmona, Rafael El Brujo, Pilar Bardem, Jorge Drexler, Javier Krahe, Pepe de Lucía, Arcángel, Miguel Poveda, Antonio Orozco, Pitingo, Tomatito, Niño Josele, Javier Limón, Queco, Almudena Grandes, García Montero, Félix Grande, el torero Enrique Ponce y su mujer Paloma Cuevas, Lolita, Blanca del Rey o Tico Medina.

En representación del mundo de la política se han desplazado la ministra de Cultura, Angeles González Sinde; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo; la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído; el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata; o el alcalde de Granada, José Torres Puntado.

A las puertas de la SGAE, que presenta una bandera de España y otra de Andalucía con crespones negros, se acumulan coronas de flores en diversos vehículos fúnebres para mostrar su pésame por la pérdida.

Polémica médica

En otro orden de cosas, cabe destacar que la familia de Enrique Morente ha interpuesto dos denuncias contra el cirujano que operó al cantaor de una úlcera de estómago en la madrileña Clínica La Luz, según informaron fuentes jurídicas. Contrariamente a la versión de la familia,el equipo médico que intervino en la clínica La Luz al cantante ha asegurado hoy que el cantaor padecía un cáncer de esófago con metástasis linfáticas.

En un comunicado remitido a Efe, los médicos salen así al paso de las «informaciones erróneas» en los medios de comunicación sobre las circunstancias de la muerte de Morente.

La primera de las denuncias se interpuso el 11 de diciembre en el Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid, y la segunda el día 13, también por presunta negligencia médica, en el Juzgado de Instrucción número 18.

Al existir dos denuncias sobre el mismo asunto, tienen que acumularse en un sólo juzgado, que con toda probabilidad será el numero 52, que fue el que recibió la primera denuncia. A continuación, la denuncia deberá ser admitida a tramite, y si es así, el juez comenzara a practicar diligencias, como la citación del cirujano como posible imputado y o la de posibles testigos.

Coma profundo

A través de un comunicado la familia de Enrique Morente ha asegurado que hasta el pasado sábado día 11 no tuvo constancia de que el estado de Enrique Morente era el de un «coma profundo», como consecuencia directa de la operación realizada, con carácter de urgencia, en la madrugada del día 6, por el doctor Enrique Moreno.

Tras «complicaciones» en la intervención, Morente fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (U.C.I.) donde ha permanecido ingresado en los últimos días, hasta que se certificó su fallecimiento a las 16:40 horas del lunes 13 de diciembre, según confirmó la propia Clínica La Luz.

Según ha explicado la propia clínica en un comunicado, tras la intervención «el paciente fue trasladado a la Unidad de Vigilancia Intensiva para su control postoperatorio según el protocolo habitual». «Pero en la madrugada del pasado día 6, el enfermo experimentó un notable empeoramiento de su estado, por lo que el Dr. Moreno le reintervino de urgencia».

La familia del cantaor Enrique Morente, ante las repetidas informaciones aparecidas en las últimas horas, pide respeto y que se eviten las especulaciones sobre las supuestas actuaciones judiciales emprendidas y anuncia que hará pública su versión de los hechos.

Respeto

En un comunicado, la familia de Morente pide que, «en estos momentos de dolor, se le permita honrar, como se merece, la figura de uno de los más grandes nombres que ha dado el flamenco a lo largo de la historia».

«Un sentimiento de respeto que traslada a toda la ciudadanía a la que, en un día como hoy, invita a manifestar su último adiós a un creador inmenso y una persona que desbordaba humanidad a cada instante», añade el comunicado.

La familia agradece las numerosas muestras de condolencia que, llegadas de todas partes del mundo, ha recibido, desde el fallecimiento ayer de Enrique Morente, y expresa su gratitud a los medios de comunicación por el tratamiento respetuoso hacia su persona y su familia en estas difíciles horas.