Previous Next
1

Aunque queda pendiente la tercera fase de la rehabilitación -esculturas exteriores y el entorno del edificio- para la que no hay financiación, sa Llonja reabrirá sus puertas con el acto oficial que organiza Presidència del Govern con motivo del Dia de les Illes Balears, confirmó ayer el conseller de Educació i Cultura, Bartomeu Llinàs.

El acto, que en los últimos años se celebraba en el Auditòrium de Palma la víspera de la fiesta, el 28 de febrero, se trasladará en 2011 a sa Llonja, que, durante un tiempo, se abrirá al público «vacía, sin ninguna exposición, para que se pueda ver cómo ha quedado la restauración». Incluso, «se harán visitas guiadas a la terraza» y se estudiará que «esté abierta por la noche», dijo Llinàs.

En estos momentos, la Comissió de Patrimoni ha aprobado el proyecto arqueológico previo al inicio de la segunda fase de rehabilitación, que contempla la instalación de todo el sistema de iluminación, megafonía, televisión, vídeo, seguridad y la iluminación de las cubiertas, además de la rehabilitación de los grafitos y los paramentos de las escaleras de acceso al tejado, así como los de las dos torres que dan al mar. El proyecto está en estos momentos en fase de adjudicación.

«Una vez se hayan hecho las prospecciones arqueológicas -el sistema de cableado va por el suelo-, se presentará la memoria, se harán modificaciones al proyecto si fueran necesarias y se incorporarán las prescripciones ordenadas por Patrimoni Històric», apuntó el arquitecto Pere Rabassa, quien recordó que lo único que quedará pendiente son «los cerramientos», que ahora no permiten la correcta ventilación del edificio.