Previous Next
0

El Premio Nobel concedido anteayer a Mario Vargas Llosa ya ha comenzado a incrementar las ventas de sus libros aunque, como explican en las librerías de Palma, es un autor que siempre tienen en su fondo porque «como es un gran escritor siempre se vende, aunque tiene temporadas».

Así se explicaba Ramona Pérez, de la librería Àgora de Palma, que ayer por la mañana aún no había recibido demasiadas peticiones de los lectores sobre la bibliografía del escritor peruano nacionalizado español.

Sin embargo, Marian Colom, de Llibres Colom, que ya temprano había dedicado un espacio en su librería a la obra del Nobel, comentaba que «sí, ya hemos vendido esta mañana, la gente ha entrado preguntando por sus libros; unos, por los más conocidos y otros, por la nueva novela que saldrá en noviembre; nosotros hemos puesto un expositor con sus libros y un letrero en el escaparate».

La tía Julia y el escribidor , La ciudad y los perros o La fiesta del chivo eran algunas de las novelas de este autor que más salían. «Las más antiguas, las clásicas», comentaban en todas las librerías cuando les preguntábamos por cuáles se interesaban los lectores.

«Es un autor que siempre se va vendiendo», decía ayer María Barceló de la librería Lluna. «Hoy hemos recibido mucha información de las editoriales».

También en la librería Jaume de Montsó hubo movimiento gracias al Nobel, el público acudió a preguntar y comprar sus libros «más clásicos». «Nosotros siempre procuramos tener sus títulos en nuestro fondo» y, ahora, «tendremos que reforzarlo». De momento, mientras los distribuidores de Palma se hacen con un catálogo amplio de la obra de Vargas Llosa, el próximo hito se acerca ya que el próximo 3 de noviembre es el día previsto para que salga a la venta su última novela, El sueño del celta .