Previous Next
0

Sus animales escultóricos han emprendido un viaje desde distintos puntos del mundo para reunirse en la planta noble del Casal Solleric. Así, juntos, describen cómo ha evolucionado el discurso de su creador, el artista Ferran Aguiló, desde el año 1986. En hierro, madera o piedra, las obras «habitan» por las diferentes salas del palacio conviviendo con un conjunto de pequeños dibujos espontáneos, que podrán verse desde hoy, a las 20.00, cuando el Solleric inaugure sus propuestas para la Nit de l'Art.

«Estoy encantado de ofrecer mi trabajo, que es mi vida, a la ciudad», dijo el escultor, quien explicó que esta muestra, comisariada por Marta Sierra, «ha sido un ejercicio para comprobar cómo ha sido mi obra con el paso del tiempo».

Daniel Canogar es otro de los artistas que hoy presentará proyecto en el Solleric. Enredos, ubicada en el Espai Quatre y comisariada por Neus Cortés, muestra «mi fascinación por las telarañas, son obras de ingeniería asombrosas», comentó Canogar, y añadió que «todos estamos atrapados en una telaraña, internet. Este trabajo reflexiona sobre la relación del ser humano y nuestras telarañas biológicas con internet».

El cómic volverá a ser protagonista en la Nit de l'Art con una revisión de la obra de Wallace Wood. A partir de 200 piezas, muchas prestadas por coleccionistas de todo el mundo, la exposición analiza la evolución del dibujo de este ilustrador que se suicidó a principios de los ochenta tras «perder uno de sus ojos», explicó Frederic Manzano, responsable de este trabajo junto a Florentino Flórez.

El Solleric estrenará esta noche un nuevo espacio, Zona Zero , con la propuesta interactiva de Daniel Palacios, Outcomes . La instalación del joven artista experimenta con dispositivos tecnológicos para transformar el espacio como un lugar de relación y conflicto entre el artista y la obra.