Previous Next
6

«Sin ti, ni el tren ni todo el pueblo de Sóller podría disfrutar de ser el referente cultural de este inicio de siglo en la isla de Mallorca». Con estas palabras, el presidente del Ferrocarril de Sóller, Óscar Mayol, introducía anoche los motivos por los que se homenajeaba a Pere A. Serra, presidente de la Fundació Tren de l'Art.

El acto, que se celebró en la estación del Tren de Sóller, reconoció «su esfuerzo» en la promoción del arte y la cultura, y pretendía «dejar testimonio público de una agradecimiento sincero», apuntó Mayol, quien se remontó a 1944 para descubrir los inicios de la relación de Pere A. Serra con el tren. Una vinculación que primero fue laboral y que, décadas más tarde, se recuperaría con la reconversión del ferrocarril y su implicación en la apertura de la sala de exposición en Palma y otra de Picasso en Sóller. Además del importante papel que tuvo su figura en la posterior fundación del Tren de l'Art y la puesta en marcha de Can Prunera, que ayer conmemoró su primer aniversario con una jornada de puertas abiertas.

Pere A. Serra, muy emocionado, agradeció la presencia de «tantos amigos míos» en el acto y recordó cómo «en una ventanilla cercana», desde la que trabajaba, veía pasar los trenes. «Tengo más suerte que el famoso emperador Adriano, que a los setenta años dijo que podría contar los amigos que tenía con los dedos de sus manos y le sobraría una. A mí no me bastan los dedos de mis manos para contarlos. Os quiero agradecer que me hayáis acompañado». El presidente de Tren de l'Art aportó la idea de que «el próximo homenaje se haga al pueblo de Sóller».

Al acto acudieron numerosas autoridades. Además del alcalde de Sóller, Josep Lluís Colom, asistieron, entre otros, los consellers Bartomeu Llinàs, Maria Lluïsa Dubón, Joana Barceló y Xisca Vives; el senador Xavier Ramis; el eurodiputado del PP Antonio López Isturiz; el diputado del PP José Antonio Bermúdez de Castro; la cónsul de Estados Unidos, Amy Christiansen; el cónsul de Francia, Michel Magnier; el delegado de Defensa, Cristóbal Sbert; el jefe superior de Policía, Bartolomé Campaner, además del alcalde de Fornalutx, Joan Albertí, y los consejeros del Tren de Sóller Vicenç Sastre, Tomeu Oliver, Amador Pastor y Toni Pons.

En su parlamento, el conseller de Cultura, Bartomeu Llinàs, subrayó que «a través del Tren de l'Art, Sóller se ha convertido en un foco permanente de ideas creativas». También intervino el director general de Cultura, Pere Joan Martorell, para transmitir la felicitación de Joan Nadal, que se encontraba en Grecia de viaje.

Finalizados los parlamentos, las autoridades descubrieron el retrato de Pere A. Serra en alto relieve realizado por el escultor Jaume Mir, que se acompaña de una placa que reza: «El Ferrocarril de Sóller al EXcm. Sr. Pere A. Serra, antic treballador del ferrocarril i fill il·lustre de Sóller, en reconeixement a la seva dedicació a la Fundació Tren de l'Art».