Marky Ramone: «Soy el único que queda dispuesto a mantener el legado vivo»

|

Valorar:
Marky Ramone descubrió ayer la placa de una calle con su nombre.

Marky Ramone descubrió ayer la placa de una calle con su nombre.

S. Amengual

En 1978 Mark Bell fue reclutado para tocar la batería con The Ramones. A partir de entonces su nombre de guerra sería Marky Ramone, entrando así a formar parte de la historia de uno de los grupos más influyentes de la historia del rock'n'roll. De hecho, los Ramones son al Punk Rock lo que los Beatles son al pop: un icono tan descomunal como para que más de uno luzca una camiseta con su nombre aunque no tenga en casa ninguno de sus discos. «A los conciertos suele venir público de todas las edades. Es bonito ver juntarse a varias generaciones de fans, comprobar que el legado sigue todavía vivo». Marky Ramone habla desde Washington sobre su grupo Marky Ramone's Blitzkrieg, en el que lo acompaña el ex líder de Misfits Michale Graves y que hoy actúa en la Sala Assaig de Palma, donde ayer descubrió una placa en su homenaje. Él avisa: «Tocamos en 32 canciones de The Ramones, las más conocidas».

-¿Cómo recuerda sus primeros días como un Ramone?
-Ellos solían venir a ver mi grupo, Dust. Eso era años antes de que formaran The Ramones. Los conocía antes de que tuvieran un grupo. Cuando Tommy decidió dejar la banda, me invitaron a unirme. Fue Dee Dee quien me lo preguntó. Lo siguiente que recuerdo es estar grabando Road To Ruin. La primera canción que grabé fue I Wanna Be Sedated. Fue muy intenso, pero también muy bonito.

-Durante aquellos años también hubo momentos duros, supongo. La relación entre los miembros de The Ramones no siempre fue sencilla.
-Prefiero quedarme con las cosas buenas. Que Joey y Johnny tuvieran diferencias no supone que no disfrutáramos de lo que estábamos haciendo, y eso es mucho más importante que los problemas personales.

-¿Cómo se siente tocando estas canciones después de tantos años?
-Soy el único que queda dispuesto a seguir tocando estas canciones, a mantener el legado vivo. Creo que a Joey, Johnny y Dee Dee les hubiera gustado. Murieron demasiado jóvenes. En cuanto a mí, creo que si soy capaz de tocar el repertorio de The Ramones, debo hacerlo.

-Usted estuvo allí cuando todo empezó. ¿Cómo ve ahora la escena Punk Rock? Después de 30 años incluso el concepto ha cambiado...
-Creo que la tecnología cambia, pero la gente no. Los jóvenes de hoy se enfrentan a los mismos problemas que teníamos nosotros: tus padres, la escuela, el trabajo... Lo que angustia a la gente hoy en día es lo mismo que nos angustiaba en los 70. Quizás haya cambiado la forma de expresarse, pero los grupos de hoy siguen mirando a The Ramones, The Sexy Pistols y The Clash.

-Usted sigue en contacto con las nuevas generaciones a través de su programa de radio, Marky Ramone's Punk Rock Blitzkrieg.
-Es el programa de Punk Rock de mayor audiencia en los Estados Unidos. Creo que muchos grupos de nuestra época no contaron con suficiente apoyo, así que intento dar un espaldarazo a bandas nuevas. Mi intención es simplemente dar a conocer este tipo de música.

-¿Cómo se siente al ver la influencia que sigue teniendo la música de The Ramones?
-Agradecido. Desgraciadamente, Joey, Johnny y Dee Dee no están aquí para verlo. Para mí es un honor haber formado parte del grupo y haber tocado con ellos en más de 700 conciertos.

Marky Ramone's Blitzkrieg. Hoy, 21.00 horas. Sala Assaig, Polígon de Son Castelló, Palma. Entrada: 18 anticipada / 22 taquilla.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.