La exposición recog el 'merchandising' con proclamas políticas que visitieron a los ultras del Girondins de Burdeos. | Pere Bota

0

Buscan estimular, provocar la reflexión de «un público contemplativo» consumidor de productos culturales y romper con la tradicional obra artística para introducirse en un constante cuestionamiento de lo real. El colectivo madrileño Democracia, El Perro hasta 2006, llega este fin de semana a Palma donde inaugurará, el sábado en la Fundació Pilar y Joan Miró, su trabajo Contra el público.
La muestra, comisariada por Piedad Solans, trata diversas manifestaciones de la violencia y el poder en las sociedades democráticas y en la cultura de masas. Para ello, presentan varias propuestas como Proyecto Baleares. ¿Qué noticias recogía el antiguo Baleares el 21 de abril de 1942 y que decía ayer dBalears? Dos épocas enfrentadas con un elemento común, el diario, mediante el cual «el lector puede ver la evolución de la sociedad, de un medio de comunicación y del trabajo artesano de los periodistas», explicó Miquel Serra, director de dBalears, que ayer publicó un facsímil de Baleares.
El colectivo trae a Palma otras intervenciones. ¿A qué huele la caridad? Para saberlo, deben acercarse a Charity, instalación en la que descubrirán cómo huelen los alimentos caducados recogidos por colectivos de marginados a la puerta de los supermercados. ¿Cómo reacciona el público cuando en un espectáculo deportivo se insertan frases políticas descontextualizadas?, ¿qué lectura hacemos de unos carteles aparecidos antes del 11M en los que aparece un cuerpo explotando y un avión tirando bombas? o ¿qué pensamos cuando encontramos vallas publicitarias, televisiones o marquesinas con frases escritas en árabe? Democracia se introduce en los territorios silenciados, en el terrorismo, en los poblados de barracas, en los cementerios de los vencidos en la Guerra Civil y cuestiona la miseria moral del neoliberalismo actual. ¿Por qué? «Porque el espacio público no puede ser un espacio de consenso, sino de conflicto», explicó Iván López, quien confesó que en algunas ciudades han sido duramente criticados.
La muestra contará con actividades y talleres complementarios, y toma otros espacio de Ciutat. Podrá visitarse hasta el 4 de julio.