0
JOAN CABOT Rockers iconoclastas y fieles hasta el tuétano a un estilo y a una estética que han convertido en su forma de vida, The Cool Daddies son uno de esos grupos que muchos tienden a tomarse como una broma cuando, en el fondo, responden a un respeto casi religioso por un sonido, el del  rock'n'roll clásico. Hoy presentan, a partir de las 23.00 horas, en el Café Assaig de Son Castelló su segundo largo, Big Family Beat, un homenaje a su manera a la gente que los rodea. «En todas las entrevistas nos preguntan por Loquillo o Los Rebeldes», explica Pep Amengual después de la recurrente pregunta. «El blues es la raíz», responde a otra pregunta.

The Cool Daddies han hecho, como muchos fieles al rock, el viaje hacia los orígenes, el blues. «Nunca es tarde, por lo menos para mí, que no hace mucho tiempo he empezado a tocarlo». Porque The Cool Daddies no hacen sólo rock'n'roll. También hacen rhythm & blues, rockabilly, surt y son unos auténticos Teddy Boys cuando quieren.

«Los clásicos son la esencia de la música tal y como la entendemos hoy en día. Todo el mundo conoce a alguno, así que podemos decir que tenemos un público amplio. Siempre intentamos ofrecer algo que puedan reconocer». En Big Family Beat, The Cool Daddies hacen versiones de Johnny Cash, Chuck Berry y Calvin Carter, entre otros. El resto del álbum es de composición propia, algo que se reparten Amengual y Teddy Bartol, el grandullón y genial cantante del grupo. «Queríamos agradecer su apoyo a la gente que nos rodea, su paciencia y sus consejos. Decidimos hacerlo así incluso antes de componer los temas».

Probablemente, también presenten el álbum en Inglaterra, como sucedió con su predecesor, pero por ahora la cita es este sábado en el Café Assaig, donde seguro que aquellos seres cercanos, a los que ellos dedican el álbum, sabrán dar algo a cambio. El resto bailaremos, aunque probablemente no con zapatos de gamuza azul.