Archivo - Foto de archivo de la Policía Nacional en Benidorm | Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL - Archivo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad alicantina de Benidorm a un ciudadano nacional de Países Bajos sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Extradición (OEDE) dictada por las autoridades holandesas por delitos de agresión, amenazas y detención ilegal cometidos en Amsterdam.

El fugitivo fue localizado por una dotación policial de Seguridad Ciudadana que se encontraba de servicio realizando una patrulla en prevención de la delincuencia en una zona conocida como punto de venta y consumo de sustancias estupefacientes, han indicado las fuerzas y cuerpos de seguridad en un comunicado.

Los agentes observaron a un varón que al percatarse de la presencia policial adoptó una «actitud huidiza» por lo que le dieron el alto y, tras comprobar su identidad, descubrieron que tenía en vigor una orden de búsqueda y detención para extradición dictada por las autoridades de Holanda por un delito contra las personas.

El arrestado se encontraba en busca y captura por la justicia holandesa por los delitos de agresión, amenazas y detención ilegal cometidos en Amsterdam en el año 2019, por los que se enfrenta a una pena de 12 meses de prisión, de la que le queda por cumplir 150 días.

La detención ha sido practicada por agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional de la localidad de Benidorm.

El detenido, de 32 años de edad, fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional de Madrid que será el encargado de tramitar la Orden Europea de Detención.