Archivo - La secretaria regional de CCOO en Andalucía, Nuria López, atiende a los medios en Sevilla en una imagen de archivo | Joaquin Corchero - Europa Press

La secretaria general de CCOO en Andalucía, Nuria López, ha asegurado este jueves que percibe «un poco de contaminación política y no tanto jurídica» en la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la condena a seis años de prisión por malversación al expresidente de la Junta José Antonio Griñán por el caso de los ERE porque la división en el fallo, con un voto particular discrepante de dos de los cinco magistrados, evidencia «dudas razonables sobre el fondo del asunto».

En declaraciones a Canal Sur Televisión recogidas por Europa Press, López ha señalado que en CCOO «no conocemos el contenido de la sentencia más allá de lo publicado en los medios de comunicación», pero ha advertido de que «hay una cosa que es evidente, que de cinco magistrados tres han dicho que sale el sol y dos han dicho que está lloviendo y por tanto hay dudas razonables sobre el fondo del asunto».

Más allá de la condena a Griñán, la líder andaluza de CCOO ha defendido la necesidad de «tener una cosa clara, sobre todo para muchísimos trabajadores de Andalucía, y es que el procedimiento de ayudas a los trabajadores es legal, aquí, en Cataluña, en Valencia y en Madrid».

«Se lo podemos preguntar a Javier Arenas, que fue ministro de Trabajo, y a Juan Ignacio Zoido, que fue delegado del Gobierno, que también participaron en la gestación de esas ayudas», ha añadido López, que ha querido dejar claro que «hay normativa que ancla que el procedimiento para tramitar esas ayudas a trabajadores que estaban en empresas en crisis es legal y creo que a las familias hay que darles tranquilidad».

Sobre el caso específico de Griñán, la secretaria general de CCOO en Andalucía ha recordado que «en este país hay un principio básico, que es el 'in dubio pro reo', por el que cuando hay dudas razonables hay que estar a favor del reo».

«Creo que aquí, si hay tres magistrados de cinco que dicen que llueve y dos que sale el sol es que hay bastantes dudas y a lo mejor hay también un poco de contaminación política y no tanto jurídica», ha concluido Nuria López.