Videojuegos.

0

Los retrasados

No me estoy refiriendo a nadie en particular, tranquilo, voy a hablar del aluvión de retrasos de videojuegos que se han dado en estas semanas: Marvel’s Avengers pasa del 15 de mayo al 4 de septiembre. Final Fantasy VII Remake se va al 10 de abril. Dying Light 2 pasa de primavera de 2020 al limbo. Y, por último y donde más me ha dolido, Cyberpunk 2077 se retrasa hasta el 17 de septiembre.

Todo sea por que salgan ya no mejor, sino que salgan como quieren sus desarrolladores, que para eso son ellos los que los están creando para disfrute de los demás. Lo que yo no entiendo es cómo estas cosas no se pueden programar por adelantado en el planing de desarrollo, que te pase a un mes vista, es de tontos, la verdad. Mi consejo por si algún desarrolador me lee: No dar fechas hasta que esté acabado.

Esto en la copmpañía Valve lo han hecho muy bien con su Half-Life:#Alyx, pues lanzaron la noticia cuatro meses antes de su lanzamiento, el próximo marzo.

Kraken Ultimate

El sonido en los videojuegos se está convirtiendo cada día en algo más serio de lo que uno podría pensar y es que si eres un jugador avanzado de los shooters o battleroyale seguro que te interesarán estos auriculares Kraken Ultimate con los cuales puedes oír a tu enemigo por donde te viene y es que el sonido envolvente 7.1 que producen un sonido de 360º pueden servirte para oír a los que te vienen por la espalda, esto es gracias al THX Spatial Audio, un sistema basado en objetos y escenarios que codifica la ubicación en 3D de los objetos que hacen un ruido en tu mapa del PUBG o COD. Pero además tenemos un micrófono con cancelación de ruido, lo que evita que tus amigos oigan la película que ve tu mujer y unas almohadillas de gel refrigerante y aptas para su uso con gafas, te refresca la oreja y evita que se te claven las patillas de las gafas. Unos auriculares aparte de muy buena calidad, útiles en combate que si puedes aprovecharlo puede ser la diferencia entre que te maten por la espalda o ganes.

Sacralith The Archer’s Tale

Soy de los que piensa que la VR ha conseguido por fin establecerse en los videojuegos, básicamente por dos motivos: han nacido empresas dedicadas exclusivamente a ellas y están vendiendo bien y que por fin ya no vemos los videojuegos a traves de una ‘ventana’, sino que estamos dentro del videojuego y este Sacralith es un muy buen ejemplo de ello.

En este cuento del arquero tomamos el papel de, por supuesto, un arquero, pero con poderes mágicos, el cual tiene el gran peso conjuntamente con su grupo de caballeros de buscar la poderosa piedra que permite dominar a los dragones, la piedra Sacralith. Nuestra misión secundaria y en lo que consiste básicamente nuestra acción en el juego es la de proteger a nuestros compañeros eliminando a enemigos, a cientos de ellos, que vienen a impedir nuestra noble misión.

Ya os puedo confirmar que si hace unos años la visión de los que jugábamos a videojuegos era de gordos come pizzas, con la llegada de las VR puede que se dé un giro de 180º y es que gracias a los mandos Move si lo juega en PS4 o los Touch si lo haces en Oculus la acción que realizas en un 99 por ciento del juego es: en una mano tienes el arco y con la otra has de ir cogiendo de tu espalda la flecha, tensarla en el arco, apuntar y soltar. Esto durante un buen rato te puedo asegurar que puedes sumarlo a tus ejercicios físicos.

El juego consta de siete niveles, una variedad de flechas bastante amplia, las cuales incluso puedes levear, unos gráficos increíbles, parece que te has metido en un Assassin’s Creed, las voces están en inglés, pero hay subtítulos en castellano y de acción va sobrado, así que preparate para superar a Robin Hood.

Es el primer juego del estudio ruso Odd Meter y espero que sigan por este camino, el cual les puede deparar muchos más éxitos.

Planet Zoo

Frontier es uno de mis estudios favoritos, creadores del grandioso Elite Dangerous simulador espacial, Planet Coaster y Jurassic World Evolution, simuladores de parques de atracciones y de los parques de dinosaurios, acaban de lanzar el de parques de animales, los zoos. Como biólogo frustrado puedo admitir que he disfrutado como un niño con la construcción, planificación, adquisición de animales y el cuidado de estos mismos construyendo el zoológico perfecto. El nivel de detalle es brutal, supera en mucho a sus otros dos creadores de parques, pues al tratar de verdad con especies reales se han aplicado mucho más y la verdad es que se sienten como de verdad seres vivos, los tenemos tan vistos en documentales y posiblemente en la vida real que han tenido esto en cuenta para crear los mejores animales digitales de los videojuegos. El doblaje y traducción de los textos en este tipo de juegos se agradece mucho, pues hay tanto que aprender y administrar después que una mala lectura puede acabar con la vida de tus animales. Los gráficos son magníficos, el esmero en los animales supera al de los dinosaurios y ya es mucho decir. Un juego infinito para los amantes de los documentales de La2 y National Geographic.

Call of Duty: Modern Warfare

Juegaco, esa es su breve descripción. El retorno a los orígenes me ha hecho que el primer día que comencé el modo historia solo durmiese dos horas, no podía dejarlo, era tan interesante la historia y frenética que como una buena serie no podía desengancharme. Lo empecé y lo acabe de un tirón. Los modos online son también muy frenéticos y divertidos, hay mucha variedad y a medida que pasa el tiempo van incluyendo más modos. Uno que me sorprendió es al que llamo «pistoleros»: consiste en un 2VS2 en un espacio muy reducido, es tan rápido y breve que engancha, sirve muy bien para ir cambiando de modos o cuando te sientes frustado cuando no tienes una buena racha. La inclusión de mapas grandes, de grandes superficies y la inclusión de vehículos es un gran acierto, en mi opinión, pues es aquí donde el juego en equipo es importante para ganar la batalla, aunque juegues como un lobo solitario, es un disfrute. Gráficos increíbles, fx sonoros impresionantes y un doblaje de cine, menos por la manía de incluir a actores del cine real, los cuales ya han demostrado su pésimo trabajo de dobladores; es lo único negativo. Por lo demás, un juego perfecto, que incluso puede ganar el corazón de los jugadores de Battlefield, como el mío.