El ladrón de hojas.

0

No se si os habéis dado cuenta niñ@s de que empiezan a bajar las temperaturas, comienzan las lluvias, el viento fresco y por las tardes pronto llega la noche. Estos cambios comienzan alrededor del 22 de septiembre y terminan sobre el 20 de diciembre.

No penséis que estas alteraciones son solo para los humanos ¡NOOOO, ni mucho menos! La naturaleza también varía. Las hojas de los árboles caducos, los que pierden sus hojas durante una parte del año, cambian su color verde por tonos ocres, hasta que se secan y caen ayudadas por el viento que sopla con mayor fuerza.

El mundo animal también nota que algo extraño está sucediendo, algo en el clima, en el ambiente. Los animales se preparan para afrontar la transformación de su casa, de su pelaje y hasta de su cuerpo. Se vuelven laboriosos y trabajadores después de una época relajada y veraniega. Exactamente igual que los pequeños humanos como vosotr@s. ¡Aquí se acaban las vacaciones niñas y niños! Hay que volver al colegio, nuevos cursos, nuevos profesor@s, antiguos compañeros de clase. Vuelta al cole, a inglés, a baile, a música, al fútbol, a ajedrez, a dibujo, a teatro.... y todas esas actividades tan locas a las que asistís por las tardes.

En fin, nuestro cuento de hoy comienza en el bosque con una pequeña ardilla tumbada en un árbol contemplando el sol mientras reposa la barriga después de un atracón de avellanas.

De pronto, se fija en los hermosos colores de las hojas. Rojos, dorados, naranjas.... Rojos, dorados, naranjas....¡Un momento! Una de sus hojas... ¡Ha desaparecido! ¿donde estará? Ardilla se vuelve loca buscando por aquí y por allá. Super preocupada pregunta a Pájaro si sabe quién le ha robado su hoja. -¿Tu...hoja?- responde Pájaro. También pregunta a Ratón que se pasea con su barcohoja -¡Ratón! ¿Has robado mi hoja? - No, este es mi barco- contesta Ratón. Pájaro le dice que es muy normal perder una o dos hojas en esta época del año.

A la mañana siguiente ocurre lo mismo ¡Han robado muchas más hojas! Cuando ve a Pájaro carpintero con un montón no puede evitar preguntarle - No, las hojas son mías ¡LLevo mucho tiempo juntándolas!- responde el carpintero.

Ardilla intenta relajarse en su nido ¡Inhala!....¡Exhala! Un poco de yoga no le viene nada mal. Cuando amanece ¡Una nueva catástrofe! ¡Esto es un desastre! Ardilla sale corriendo a buscar a Pájaro.

- ¿Tú eres el ladrón de hojas?- pregunta Ardilla.

-No, no soy el ladrón de hojas, voy a enseñarte quien roba las hojas.

-¿Donde está?¡Tengo que decirle un par de cosas!

¿Vosotr@s sabéis que está ocurriendo? ¿Alguien le roba las hojas? ¿Quien podrá ser? ¿Cual es el verdadero ladrón de hojas? Yo tengo mis sospechas y ¿vosotr@s? No os podéis perder el final de este misterioso libro.

Dirección

Ibiza

Como llegar